WhatsApp de Publicidad
Seguinos

De las peores, la mejor

La deslucida entrega de los Golden Globes 2021: una ceremonia para olvidar "con ganas"

Levemente salvada por las premiaciones, la noche de los Globos de Oro demostró que sin la presencialidad de sus protagonistas, no debiera haberse realizado.

¿Vale la pena montar un espectáciulo de esta envergadura internacional, sin contar con la presencia de sus protagonistas? Lo virtual, tiene un límite...

Por Fernando Quiroga
Especial para la Brújula 24

¿Qué decir de la septuagésimo octava entrega de los Globos de Oro? Mucho, pero me quedaría corto, porque, seamos sinceros; más allá de los premiados, la ceremonia es la vedette de la noche. ¿Y qué ocurrió? No hubo ceremonia…bueno, tal vez sí, es una cuestión de perspectivas.

No vamos a abordar la explicación (ya entumecida) de todo lo que podemos y no podemos hacer en el marco de la pandemia. Ya todos lo sabemos. Lo que sí, vale la pena sincerarse y tomar le toro por las astas ante una verdad inobjetable: hay celebraciones que, si no se realizan como siempre fueron hechas, no tiene sentido que se lleven a cabo. ¿Se entiende?

Entonces…comienzo a responder la pregunta que abre este artículo.

Los Golden Globe fueron la parafernalia de la nada. Todo fue un torbellino de incomodidad, discursos forzados, y mucha ansiedad sin alfombra roja presencial. Si algo quedo claro en esta entrega, es que sin la pompa y el glamour que la definen, poco se puede hacer para sostener las estructuras que van más allá de los titánicos decorados; lo que faltó tiene que ver con la dinámica escénica, con el espectáculo sin el cual, es imposible salvaguardar el animus del prestigio.

La alfombra roja virtual, olvidable; las conducciones de Tina Fey y Amy Poehler, olvidables; las concurrencias en el Hotel Beverly Hilton en Beverly Hills y en el Rainbow Club en Manhattan pródigas de personal de salud, pintaba como una idea ocurrente y políticamente correcta, pero en la práctica todos los presentes parecían extras, un detalle imperdonable para ceremonias como esta, donde no puede haber dudas entre realidad y ficción, osea; nuevamente olvidable.

El muestreo de un variopinto de artistas desde diferentes lugares, todos en remoto, no llegó a calar en la gente como un elemento interesante el que, ni Fey ni Poehler, pudieron sostener con sus retóricas más que preparadas; más para el olvido … pero en el top de lo burdo e innecesario, la perlita memorable en el discurso de apertura que, en otro contexto, hasta hubiese sido un remate interesante. Tina Fey, que respira el eterno espíritu de Saturday Night Live, finalizó el monólogo de presentación con la frase del olvido: “Todos sabemos que las ceremonias de premios son estúpidas” (…) ¿qué decir ante tal sincericidio?

En el american way of life de los artistas, prima el autobardeo como algo hasta, si quiere, gracioso; sin embargo, en esta oportunidad de tantas carencias, en este evento, justamente olvidable, que, dentro del establishment americano es secundario, las palabras de Fey sonaron como una encumbrada revelación de realidad inobjetable, casi que, subrepticiamente, dolieron a quienes, en otra instancia, hubiésemos aplaudido por el acostumbrado y oportuno atrevimiento.

Pero dejémonos de cháchara, como oportunamente enfatizó Vicente Leonidas Saadi en los 80, y dediquémonos a lo único bueno de la noche. Las premiaciones.

Aquí, la lista de los felizmente galardonados, en una olvidable transmisión que, sea como sea, necesita la presencialidad para seguir subsistiendo...

CATEGORÍAS DE CINE

MEJOR ACTOR DE REPARTO:

Daniel Kaluuya por Judas and the Black Messiah

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO

Jodie Foster por The Mauritanian

MEJOR PELÍCULA DE HABLA NO INGLESA

Minari

MEJOR PELÍCULA ANIMADA

Soul

MEJOR CANCIÓN ORIGINAL

Io Si (Seen) de The Life Ahead

MEJOR GUION

Aaron Sorkin por El juicio de los 7 de Chicago

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA EN PELÍCULA CÓMICA O MUSICAL

Rosamund Pike por I Care a Lot

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA EN PELÍCULA DRAMÁTICA

Chadwick Boseman por The Mother of Blues

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA EN PELÍCULA CÓMICA O MUSICAL

Sacha Baron Cohen por Borat Subsequent Moviefilm

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA EN PELÍCULA DRAMÁTICA

Andra Day por The United States vs. Billie Holiday

MEJOR DIRECCIÓN

Chloe Zhao por Nomadland

MEJOR PELÍCULA - COMEDIA O MUSICAL

Borat Subsequent Moviefilm

MEJOR PELÍCULA - DRAMA

Nomadland

CATEGORÍAS DE TELEVISIÓN

MEJOR SERIE DE DRAMA:

The Crown

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA EN SERIE DRAMÁTICA:

Josh O’Connor por The Crown

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA EN SERIE DRAMÁTICA:

Emma Corrin por The Crown

MEJOR SERIE DE COMEDIA O MUSICAL:

Schitt's Creek

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA EN SERIE CÓMICA O MUSICAL

Jason Sudeikis por Ted Lasso

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA EN SERIE CÓMICA O MUSICAL

Catherine O’Hara por Schitt's Creek

MEJOR MINISERIE O TV MOVIE

Gambito de dama

MEJOR ACTOR PROTAGONISTA EN MINISERIE O TV MOVIE

Mark Ruffalo por I Know This Much is True

MEJOR ACTRIZ PROTAGONISTA EN MINISERIE O TV MOVIE

Anya Taylor-Joy por Gambito de dama

MEJOR ACTOR DE REPARTO EN SERIE DE TV

John Boyega por Small Axe

MEJOR ACTRIZ DE REPARTO EN SERIE DE TV

Gillian Anderson por The Crown

Lo más leído