WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se queda en river

Borré rechazó una millonaria oferta de Palmeiras de Brasil

Que los delanteros son fríos para definir no es una patraña, sino una realidad. Rafael Santos Borré Maury lo demostró: tuvo en sus botines la posibilidad de elegir irse de River libre para cobrar un contrato millonario -14,7 millones de dólares por cinco años- en el Palmeiras. Pero dijo que no: el colombiano le comunicó al emisario en Argentina del club brasileño que por el momento no aceptará la propuesta que le realizaron cara a cara este miércoles. Y que su cabeza estará puesta en su actual club, al menos hasta junio.

La continuidad de Borré parece asegurada hasta el último día de su contrato, aunque lo que pueda ocurrir a partir del primer día de julio dependerá de las negociaciones que se entablarán a partir de ahora. Dado el impacto que la pandemia ha generado en la economía mundial, resulta difícil que el delantero pueda percibir en nuestro país un salario idéntico al que le ofrecen desde el extranjero: además del Palmeiras -no se descarta que insista por él y que se termine yendo- otros seis clubes tienen a Rafa en su radar, algo que se explica precisamente porque la finalización de su vínculo es inminente. Entre ellos el Toronto FC de la Major League Soccer estadounidense. A su vez, la extensión del vínculo implicaría una erogación extra de 3,5 millones de euros para River, tal y como lo estipula una cláusula firmada con el Atlético Madrid (dueños del 50% de Rafa) en 2017: este ítem obliga a Núñez a comprarle a los españoles un 25% extra del delantero para estar habilitado a renovarle.

En Núñez sabenque Borré tiene un peso específico dentro de la estructura futbolística del equipo de Gallardo: es el goleador del ciclo con 47 goles. Ahora bien, la inversión que el club hizo por él ya fue en buena parte amortizada en sus casi cuatro años en Núñez, llegando a desplazar a futbolistas importantes como Pratto y Scocco. Esto no implica que no se piense en hacer un esfuerzo para lograr extender su contrato, acordando un pago de la cláusula con el Atleti en cómodas cuotas: quedará supeditado, en cualquier caso, a las posibilidades de la Tesorería. Pero deberá competir, en ese caso, con las propuestas que también reciban desde el entorno del jugador de 24 años, quien carece de pasaporte comunitario, lo que acota sus alternativas de mercado. 

Pero Rafa también piensa en River. En el club que le dio la posibilidad de relanzar su carrera luego de su traumática experiencia en el fútbol UEFA. Y en el entrenador que lo potenció, con el que tiene una estrecha relación. Borré no quiere dejar la Argentina sin antes garantizarle un ingreso a cambio a la institución que tanto le dio: aun si no renueva y se va libre quiere asegurarle un porcentaje de una futura venta o una suma fija, incluso si esto implica que deba resignar dinero de su bolsillo. Siente que no sería justo quedarse con el pase en su poder y arreglar con otra institución. Por eso desestimó la posibilidad que le ofrecía Palmeiras -cuyo manejo de la negociación no cayó bien- aun cuando era muy tentadora. Claro que no se avanzó ahora con esto, pero habrá que ver si en el futuro se reaviva, cuando el delantero esté más cerca de quedar en libertad.

Gallardo, más temprano que tarde, podría perder a su goleador. Ahora bien: saber que Rafa no emigrará a corto plazo le permitirá ir moldeando a Fontana o a Girotti como alternativas. Que siga, de por sí, es un alivio para hoy. Mañana se verá.

Fuente: Olé


Lo más leído