WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La imperdible columna de Asad

Muertes y misterios que Carlos Menem se llevó a la tumba

En una imperdible columna, el doctor Miguel Angel Asad reveló datos desconocidos, polémicos y sorprendentes sobre las muertes y los misterios que rodearon al expresidente Carlos Saúl Menem y que se terminó llevando a la tumba el pasado 14 de febrero, cuando falleció a los 90 años de edad.

"Lo conocí muy bien a Carlos Menem. Cuando enfrentó a Cafiero en la interna, me propuso ser sus uno de sus referentes en la provincia de Buenos Aires. De Cafiero ya tenía el juicio que me había brindado el propio Juan Domingo Perón en Puerta de Hierro, donde hice mi posgrado. El General, dijo 'ese, en 1955, fue el único que me abandonó, porque supuestamente su fe religiosa no le permitía permanecer en el gabinete. Consulté con un amigo bahiense de la resistencia peronista y me dijo: 'aceptá participar en la interna como referente de Menem, algo que finalmente hicimos con Víctor Tomasselli. Pero me agregó, 'andá sabiendo que Cafiero es el infierno, pero Menem es la antesala del infierno' ", inició Asad su relató.

Miguel Angel Asad

El magistrado mencionó que poco después de aquella interna, comenzó a ver cosas raras en el riojano.

"En un principio me llamó poderosamente la atención su afinidad con Bernardo Neustadt, teniendo en cuenta que Neustadt había sido el ex secretario privado del vicepresidente de Perón, el almirante Teisaire, y que juntos habían sido los organizadores de la quema de las iglesias", dijo.

Quien le abrió realmente los ojos para poder apreciar perfectamente quién era Carlos Saúl Menem, fue nada más y nada menos que Zulema Yoma, con quien Asad tuvo y tiene una relación muy estrecha.

"Cuando llegó a la presidencia, Menem me asignó una tarea: pegarme a Zulema (Yoma) y así lo hice. Fue ella la que me abrió los ojos. Poco después, fabricó una gira por el exterior y le hizo firmar al gobernador Eduardo Duhalde el decreto de expulsión de Zulema, de Carlitos y de Zulemita de la Residencia de Olivos. Recuerdo que salimos con Carlitos manejando un jeep del Ejército rompiendo las vallas que había puesto el alcahuete del brigadier (Andrés) Antonietti , quien tenía la orden de internar a Zulema y hacerla pasar por loca", contó.

Tras asegurar que las políticas Neoliberales llegaron al gobierno de Menem de la mano de Alsogaray, Asad mencionó más hitos que lo escandalizaron durante la presidencia del caudillo de La Rioja.

"Se abrazó con (Isaac) Rojas, otro traidor al que Cafiero aclamaba. Esto significaba que avalaba lo que este personaje había hecho junto con Aramburu, fusilando en 1956 a miembros del Ejército y al pueblo argentino en los basurales de León Suárez. A esa altura el escándalo llegaba a mayores", dijo.

"Así llegamos a dos hitos que están entrelazados. El contrabando de armas a Croacia generó algo tremendo y que está oculto por los figurones del Ejército, a quienes no les conviene que esto salga a la luz. Esa fatídica noche, los croatas, con fusiles argentinos, masacraron a varios oficiales de la Fuerza Internacional de Paz de las Naciones Unidas, asesinando también a oficiales del Ejército Argentino. Esto era para ocasionar la reacción de las Fuerzas Internacionales y hacer creer que el ataque venía proveniente de un campamento musulmán cercano a la zona. Como no lo consiguieron, masacraron también a 8.500 ancianos de un campamento musulmán, todo con fusiles argentinos. Eso trajo aparejado una condena de un tribunal islámico de Egipto contra el presidente Menem, a la que por supuesto evadió. La historia dirá por qué lo mataron, luego de estos episodios, a Carlitos Menem hijo", expresó.

A continuación, Asad dio a conocer el "cementerio" que dejó Menem, con personajes que tuvieron muertes más que misteriosas durante y después de sus años al frente del gobierno.

Mario Perel y su esposa, implicados en el lavado de dinero

Carlos Alberto Alonso, quien estuvo a cargo de los controles de la Aduana Paralela.

El general Juan Carlos Andreoli, quien murió al caerse un helicóptero en circunstancias que todavía se están investigando. Había estado a cargo de fabricaciones militares de armas.

Rodolfo Aguilar, quien viajaba con Andreoli en el helicóptero y quien recibió un aviso en Perú sobre el contrabando de armas.

Vicente Omar Brussa, operario de la fábrica militar de Río Tercero, quien denunció que hubo un maquillaje de las armas.

Francisco Callejas, técnico de fabricaciones militares, quien viajó a Croacia para calibrar los cañones.

El capitán de navío Horacio Estrada, quien supervisó los envíos de armas que salieron de Ezeiza.

Víctor Morón, conectado con el tráfico de armas a Croacia.

El brigadier Rodolfo Echegoyen, quien había descubierto lo que estaba pasando en la Aduana paralela, y aún siendo diestro, el dictamen de los peritos dictaminó que se suicidó usando la mano izquierda.

Comisario Jorge Gutiérrez, a quien mataron a balazos en un tren, cuando investigaba irregularidades de los depósitos fiscales y la Aduana paralela.

El subcomisario de la Bonaerense José Luis Piazza, quien investigó la muerte del comisario Gutiérrez.

José Gussoni de la Aduana paralela, quien denunció ilícitos en la compra del sistema informático.

Martha Meza, con quien tuvo relaciones con el expresidente y es madre de Carlitos Nair. Pero como en 1994 y 1995 se publicaron notas suyas con el hijo que Menem se negaba a reconocer, curiosamente se suicidó por depresión.

Lourdes Di Natale, debía declarar por la causa de las armas, sufrió un extraño accidente cuando tenía que declarar en una causa por la cual podían volver a encarcelarlo.

Lorenzo Epifanio Siri, cuidador del campo de la familia Sívori, donde cayó el helicóptero que trasladaba a Carlitos, y quien dijo que había escuchado tres explosiones previas a la caída del artefacto y que cuando llegó al lugar del incidente, había determinados personajes de la SIDE, quienes le dijeron que se mandara a mudar porque si no era boleta. Luego, lo invitaron y lo llevaron a una estación de servicio, lo emborracharon y lo hicieron cruzar una y otra vez la autopista, hasta que lo terminaron atropellando.

Miguel Lucow, perito de la Fuerza Aérea, quien habló con la fiscal por teléfono y le dijo que lo de Carlitos no había sido un accidente. Le hicieron firmar un supuesto dictamen de que era un accidente, el cual estaba fechado tres meses después que lo habían matado.

Daniel Antakle, el asesino de Miguel Lucow, murió dos días después sin declarar.

Félix Bonachera, ayudante del perito Lukov, quien murió en circunstancias extrañas. Su esposa le reconoció a Zulema que fue un atentado.

Héctor Basino, comisario general de la policía Bonaerense, quien fue el primero en llegar a revisar el helicóptero. Vinieron dos tipos en moto, tiraron, lo mataron y lo hicieron pasar como intento de robo.

Emilio Eduardo Mancini, hermano del perito de Gendarmería Luis Mancini, a quien le habían advertido que algún miembro de su familia podía sufrir un accidente. Fue abordado por cuatro hombres que le dispararon en el cuello.

Jorge Artoni, secretario del brigadier Antonietti, a quien mataron a balazos en la puerta de su casa.

Hugo Raúl Boccolino, camionero que minutos después de la caída del helicóptero paró a cargar combustible, llamó a su mujer, y le dijo ´Beatriz ocurrió algo terrible, fui testigo de un hecho que me asusta, ahora no puedo hablar, pero el viernes cuando llego a casa, te cuento bien. Nunca arribó, se suicidó con un disparo en la cara.

Carlos Santander, un delincuente que afirmaba tener filmaciones de la caída del helicóptero, lo mataron días después en un tiroteo.

El doctor Martínez, médico de San Nicolás. Fue el primero en atender a Carlitos y fue asesinado a cuchilladas algunos días después.

Rodolfo Cortese, agente de la SIDE. Fue quien le acercó una cassette a Zulema donde se escuchan los gritos de Carlitos en los que decía, ´me están tirando´. Su cuerpo fue cremado sin autorización de la familia.

Antonio Palermo, secretario privado de Zulema y testigo clave en el divorcio. Lo asesinaron en su casa de una puñalada en el estómago, apenas quince días después de declarar en el juicio de divorcio.

Sonia Alvarez, secretaria de Carlitos, falleció en 1994 en un accidente automovilístico manejando una 4x4. En aquella oportunidad, Carlitos dijo ´me mataron a Sonia´".

Para terminar, Asad confesó datos sorprendentes y desconocidos respecto al entierro de Carlitos Menem Junior.

"Cuando se abrió el cajón de Carlitos, el supuesto cuerpo tenía la pierna enyesada, algo que jamás pudo haber ocurrido. Además, el cráneo era de aproximadamente diez centímetros de diámetro y Carlitos era bastante más cabezón. Unos meses después, el cráneo verdadero estaba en un frasco repleto de formol en la morgue dependiente del cuerpo de médicos de la Corte de Nación y el verdadero cuerpo estaba esperando Justicia en Anillaco (La Rioja). Además, curiosamente, en ese cajón había tierra roja, típica de aquella zona".

Por último, y para cerrar mencionó que Zulema no renovó ningún vínculo matrimonial con Carlos y que al expresidente lo juzgará el pueblo, pero si solamente sabe la verdad de todo lo que hizo durante su paso por el poder.

Lo más leído