WhatsApp de Publicidad
Seguinos

visitó bahía

Berni aseguró que habrá policías bahienses sancionados por los reclamos de septiembre

El ministro de Seguridad aclaró que no hay posibilidades de que se repita aquel episodio. Habló de lo ocurrido en Reta, de las fiestas clandestinas y prometió “trabajar en los barrios, donde el delito está más enquistado”.

El ministro de Seguridad bonaerense Sergio Berni visitó esta mañana Bahía Blanca y mantuvo una serie de reuniones con distintas autoridades de la fuerza para luego mantener un contacto con los medios de prensa de la ciudad, donde abordó diferentes aspectos vinculados con su función.

“Lo que estamos haciendo es retomar el ritmo habitual que fue suspendido por la cuarentena y la transmisión de casos. Todo el año pasado estuvimos prácticamente recluidos en el Conurbano porque a los diferentes lugares de la Provincia no se podía entrar producto de las restricciones, además estábamos muy expuestos y podíamos ser agentes de contagio permanente”, mencionó Berni, en el programa “Tal Cual Es” que se emite por LA BRÚJULA 24.

Y recordó que “mi forma de trabajar es estar en el territorio, todos los meses venía a Bahía Blanca y estamos retomando el ritmo habitual ahora que pasó el Operativo Sol, que fue un desafío muy importante porque movilizamos una gran cantidad de turistas a lo largo de la costa bonaerense con la agravante que durante dos años no hubo ingresos a las escuelas de Policía. Vine a interiorizarme de cómo venimos trabajando en los barrios, a partir del mes que viene tendremos oficinas portátiles para trabajar en los diferentes sectores, donde el delito está más enquistado”.

“Las fiestas clandestinas llegaron con el espíritu de la pandemia y fue un nicho de negocio nuevo. No son solo un lugar de reunión donde se junta un grupo de personas para divertirse. Funcionan fuera de la ley, sin que se paguen impuestos y se cobran entradas importantes porque hay droga y otro tipo de negocios que detectamos en cada una de las que fuimos desarticulando. Pensamos que venían para quedarse, pero por el trabajo de los intendentes y el apoyo de la Policía combatimos esta nueva modalidad de negocios ilícitos”, sostuvo el titular de la cartera que está bajo la órbita del gobernador Kicillof.

Sobre uno de los hechos más graves ocurridos durante la temporada de verano en la región, Berni detalló: “Después de la investigación de la Fiscalía, hay un detenido en Reta. Fue quien comenzó con los disturbios, los cuales estuvieron focalizados en un grupo minúsculo. Uno tiene que leer todo lo que pasa y aprender. Allí vimos un accionar de una Policía que no actuó fuera de la ley, pero que le faltó experiencia en el manejo de esas situaciones. Es un pueblo muy tranquilo y los uniformados sobreactuaron en su manera de enfrentar el conflicto, sin caer en un abuso de autoridad o exceso de legítima defensa. Para quienes estamos todos los días resolviendo situaciones de este tipo es algo habitual. La enseñanza que nos deja es que hay que rotar a los agentes por zonas más calientes para que tomen esa experiencia”.

Y sobre el acuartelamiento que se produjo meses atrás en la Provincia, el ministro fue tajante: “En septiembre del año pasado tuvimos una situación excepcional. Veníamos de cuatro años de degradación sistemática del sistema policial y no solo hablo de salarios. La gobernadora Vidal había prometido en campaña que ningún agente bonaerense iba a ganar menos que uno de la Ciudad, cuando la escala era muy distinta. Y no solo no cumplió. Los sueldos de los policías iban enganchados con los aumentos de los docentes. Hace tres años hubo un paro de casi cuatro meses sin clases y allí los desenganchó”. 

“Fueron dos años sin subas para los policías y, como conclusión, al final del mandato de Vidal hubo un 30% de la pérdida de poder adquisitivo. Kicillof entendió que era un problema estructural y de fondo, haciendo lo que se debía hacer: equiparar los sueldos de policías de la Provincia con las fuerzas federales. Esto llevará años y empezamos por la categoría más baja que es el 47% del total de la fuerza y este año nos tocan las dos que siguen, reescalonando hacia arriba para darle forma a la pirámide”, prometió.

Consultado respecto a las motivaciones que encontraron quienes se quejaron en la puerta de la Municipalidad, enfatizó: “Detrás de estos reclamos no solo hay reclamos salariales, hay gente exonerada y personas que hacen negocios con policías que se echan o son exonerados. Este agite no solo tiene que ver con personas que están en actividad, sino también con intereses políticos y partidarios. No es casual que se llame a movilizar en Mar del Plata y Pinamar donde gobierna la oposición. Sé que no va a pasar lo mismo que en septiembre. Dimos una respuesta estructural, no solamente lo vinculado con los sueldos. El bienestar del personal es fundamental para evaluar cómo actúa un hombre en la calle, por eso cuidamos sus intereses. No son promesas, son hechos”.

“Y el problema de ahora es que en estos días están por salir las sanciones de quienes incumplieron con su deber en septiembre y para evitar que sean sancionados hacen esta movida. Aquellos que se tienen que ir, se irán igual. Los tiempos judiciales no los manejamos nosotros, pero es un hecho que habrá policías sancionados en Bahía Blanca”, concluyó.

Lo más leído