WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Para garantizar la vuelta a clases

Quieren declarar a la educación como servicio público esencial

El proyecto fue presentado por el senador Pablo Daniel Blanco (UCR-Tierra del Fuego). Cruza el pedido de los gremios docentes de no empezar las clases si no están dadas las condiciones sanitarias.

La oposición en el Senado presentó esta mañana un proyecto de ley para declarar la educación, durante el ciclo de escolaridad obligatoria, como servicio público esencial, por ser un derecho humano fundamental. El objetivo de Juntos por el Cambio es garantizar la vuelta a las aulas a fin de febrero, ante la determinación de los gremios de docentes de no empezar las clases si no están dadas las condiciones sanitarias.

En el texto presentado, los senadores denuncian que el Gobierno no privilegió la educación en el contexto de la pandemia: "Se fueron flexibilizando actividades de toda índole y no siempre se avanzó en un sentido económico: muchas veces primó la rentabilidad política. Para esta Presidencia no es relevante la educación. Sí la actividad de los casinos; no los docentes. Es esencial la televisión por cable, no la educación".

En el proyecto de ley se describen las desigualdades que trajo consigo la modalidad remota; y que, justamente por eso, es necesario que la educación se transforme en un servicio esencial. "Se torna imperioso incluir en este proyecto los mecanismos necesarios para que la educación sea verdaderamente inclusiva: la única garantía es la presencialidad, cuanto menos en una proporción mínima. Así lo establecen las reglamentaciones sobre los restantes servicios públicos esenciales. El principio de progresividad así lo exige", se puede leer en el texto.

El proyecto fue presentado por el senador Pablo Daniel Blanco (UCR-Tierra del Fuego). En el texto se repudia además el accionar de los gremios docentes. "Resulta intolerable ver cómo ciertos representantes sindicales amenazan al gobierno y a todos los argentinos con que 'no están dadas las condiciones' para el regreso a la presencialidad escolar mientras las playas están colmadas de gente disfrutando de sus merecidas vacaciones, los casinos están abiertos y se han fogoneado actos masivos a conveniencia del oficialismo".

"¿Por qué razón un repositor de supermercado o un enfermero son considerados trabajadores esenciales y los docentes no? La respuesta es muy simple: la educación no interesa", asegura el senador de Tierra del Fuego.

El proyecto fue acompañado por la firma de los legisladores Laura Rodríguez Machado, Mario Fiad, Pamela Verasay, Pedro Braillard Poccard, Víctor Zimmermann, Claudio Poggi, Oscar Castillo, Humberto Schiavoni, Silvia Elías de Pérez, Juan Carlos Marino, María Belén Tapia, Stella Maris Olalla y Silvia del Rosario Giacoppo.

"Cada día que pasa con las escuelas cerradas se consolida esta catástrofe generacional, que tendrá profundas consecuencias para la sociedad en su conjunto. Es responsabilidad indelegable del Estado garantizar la educación, y así lo ha asumido desde la Constitución original, su reforma y la incorporación de diversos tratados internacionales que adquirieron jerarquía constitucional", afirmó Blanco, en referencia a que el Gobierno tiene la obligación de garantizar la educación.

Fuente: La Nación.


Lo más leído