WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló el infectólogo maurizi

"La gente recibe demasiada información sobre la vacuna y el gobierno comunica mal"

Diego Maurizi es un reconocido infectólogo de la ciudad y, en diálogo con LA BRÚJULA 24 se expresó sobre la controversia que existe en relación con la vacunación en el país contra el coronavirus, donde en el transcurso de las últimas horas circularon versiones de todo tipo.

"Recibimos demasiada información y tal vez no sea bueno cuando uno no está en el tema. Como estamos todos preocupados con el COVID-19 surgen estas situaciones, sumado a que el gobierno no está comunicando bien que genera un cóctel explosivo", sostuvo Maurizi, en el programa "Una Buena Razón".

En ese mismo sentido, el profesional aclaró: "Sabemos que las vacunas, salvo la de Johnson y Johnson son dos dosis que, en la segunda hace aumentar los anticuerpos. Si tenemos problemas en la producción y logística de las vacunas podemos pensar en darse una dosis y la segunda a las ocho semanas en lugar de a las cuatro. Eso no sería problema porque hay memoria inmunológica. Esa sería la idea de hacer la vacunación light".

"Estamos con una carrera contra el tiempo, con un parate económico y un severo problema financiero en hospitales, personal de salud cansado que se aterra de que vuelvan a dispararse los casos y pacientes que tienen problemas porque el sistema sanitario estaba abocado al COVID-19. Si me dicen que me aplique la Sputnik V y la segunda dosis a los dos meses lo haría sin inconvenientes, no pasa nada. Me parece que la transmisión de la información no se maneja de forma científica que hace que la gente no pueda desmenuzarla", aseguró en otro segmento de la entrevista radial

"Estamos desesperados por darle final a esta pandemia y en un contexto geopolítico bastante particular. Con la de Pfizer, el protocolo mencionaba que en el lugar donde se iba a aplicar debía haber adrenalina y todo a disposición para cuidar cualquier reacción alérgica. Por eso me parece que los hospitales serían los lugares propicios. La gente, una vez que se vacuna, debe esperar diez minutos para ver si hay alguna reacción", enfatizó el médico, al tiempo que aclaró que "el tema de esta vacuna es que requiere una logística no tan sencilla porque necesita -80 grados. Y la de Moderna que se autorizó hoy requiere de -20º, que tal vez sea el Plan B, porque la de AstraZeneca llegaría recién en marzo. Estamos ante el programa de vacunación más grande de la historia del mundo porque se trata de una enfermedad respiratoria que se disemina muy rápidamente".

Por último, referenció su fastidio por una de las medidas que podría poner en riesgo el sistema sanitario: "No me parece bueno que la Provincia y el Estado municipal permitan reuniones de hasta 200 personas porque no es una buena señal. La gente recién está aprendiendo a comportarse en su casa, por más que haya un protocolo escrito con papel y lápiz. Ya habrá tiempo en nuestras vidas, pero nos vamos a lamentar cuando tengamos un familiar muerto por coronavirus".


Lo más leído