WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Ahora pasa al Senado

Diputados dio media sanción al impuesto a las grandes fortunas

La sesión maratónica de la Cámara baja de este martes comenzó de manera desordenada, con desperfectos técnicos y fastidio por parte de los integrantes del cuerpo. Hasta el final, hubo fuertes cruces entre diputados del oficialismo y de la oposición.

Alrededor de las tres y media de la mañana, el Frente de Todos consiguió aprobar en Diputados el Aporte Extraordinario de las Grandes Fortunas. El oficialismo alcanzó los 133 votos positivos a la hora de cerrar el debate frente a los 115 diputados que se opusieron y los 2 que se abstuvieron. Así lo publica hoy el diario Página/12.

Con el respaldo de una imponente movilización popular, el oficialismo aprobó exitosamente el primero de una serie de exámenes que se propuso rendir en el Congreso antes de fin de año. Ahora el debate sobre el Aporte Extraordinario se traslada al Senado, donde el oficialismo detenta una holgada mayoría.

ASÍ FUE EL DEBATE

“Es por única vez porque se pretende alcanzar a aquellas personas que son titulares de grandes fortunas”, explicó el autor del proyecto y titular de la comisión de Presupuesto, Carlos Heller, en su rol de miembro informante. También descartó que la iniciativa “estuviese pensada contra determinadas personas”. “No es una confrontación entre los que más tienen y los que menos tienen”, señaló. A su vez, Itaí Hagman, uno de los diputados que más impulsó este aporte en Diputados, argumentó: “Mientras discutimos si los 10 mil millonarios más ricos de la Argentina tienen que hacer un aporte extraordinario tenemos 5 millones de niños y niñas bajo la linea de pobreza. ¿Cuál es el nivel de desigualdad que estamos dispuestos a tolerar?”

Para el vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina, el proyecto “es confiscatorio. El Estado absorbe una parte sustancial de la renta o de la propiedad”. “Se gravan activos que alientan el ahorro nacional: a diferencia de Bienes Personales, donde los títulos públicos están exentos, acá se gravan los depósitos, los campos, los bienes rurales y los activos empresarios”, cuestionó, al explicar la mirada de su interbloque.

En el transcurso de la sesión, la cuenta oficial de Twitter del bloque del PRO publicó un gráfico que traza un paralelismo entre el 46 por ciento de las bancas que ocupa Juntos por el Cambio en Diputados y el 0,02 por ciento de la población que tiene más de 200 millones de pesos. “Casi la mitad de los diputados nacionales defendemos al sector que genera empleo e inversiones en nuestro país”, aclara el gráfico.

El lavagnismo le dio 10 votos a favor, de los 11 que tiene. Solo Graciela Camaño votó en contra. “Esto es pan para hoy y hambre para mañana”, señaló y agregó que “están desalentando las inversiones privadas, se genera inseguridad jurídica y falta de estabilidad”, en línea con los argumentos del macrismo. Igualmente, los votos también llegaron del interbloque Federal para el Desarrollo que lidera José Luis Ramón.

“No hay épica posible en un país donde el 50 por ciento de nuestros compatriotas está por debajo de la línea de pobreza. No tiene que haber épica, tiene que haber humildad y respeto a esos que viven en la pobreza”, señaló el socialista Enrique Estévez. “¿A quién le vamos a pedir un esfuerzo en el medio de una de las crisis más importantes de nuestro país que esta pandemia profundizó? ¿A los jubilados?”, se preguntó. “A los únicos que se les puede pedir este aporte es a los que más tienen”, contestó.

Por su parte, los diputados de la Izquierda (Romina Del Plá y Nicolás Del Caño) ratificaron su postura de abstenerse en la votación. “No se trata de una verdadera recaudación o afectación a las grandes fortunas de algunos ricos”, explicó Del Plá. Del mismo modo dijo que se manifestará la neuquina Alma Sapag.

Lo más leído