WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Reapareció

Macri, sobre Cristina: "La Vicepresidenta es quien conduce el Gobierno"

En una entrevista televisiva, el expresidente criticó "la cuarentena eterna" y dijo que "no tuvo ningún resultado a la vista".

En el día de ayer, en que se realizó un nuevo banderazoen contra del Gobierno, Mauricio Macri habló con el periodista Joaquín Morales Solá en su programa “Desde el llano” (TN) y dijo que no pretende postularse como candidato para las legislativas del año que viene, reflexionó sobre los errores que cometió durante su gestión, afirmó que se siente perseguido por el oficialismo y, tras comparar a Cristina Fernández de Kirchner con Diego Maradona, lanzó: "La vicepresidenta es quien conduce el Gobierno".

Mira la entrevista completa.

"La cuarentena eterna no tuvo ningún resultado a la vista"

Al referirse a las protestas, opinó: "Yo lo interpreto como la razón por la cual, siendo pesimistas por lo que vendrá en los próximos meses, tenemos que ser muy optimistas por lo que va a suceder en los próximos años. Cada demostración, donde se ve más movilización, convicción y coraje, todo en forma pacífica, demuestra la decisión que existe en el pueblo argentino de salir adelante".

Según él, los reclamos tienen dos motivaciones: "'No' al atropello y 'sí' a la cultura del trabajo y a la libertad. Lo que pide la gente hoy es que el Gobierno pare de intentar atropellar las instituciones y que reestablezca la normalidad en el país". En relación a esto, señaló que "la cuarentena eterna ha sido muy dañina y ha afectado muy severamente las libertades y la forma de vida" de la sociedad. "No tuvo ningún resultado a la vista porque claramente estamos entre los peores países en términos de resultados sanitarios por el coronavirus".

Al comienzo de la entrevista, el expresidente agradeció la invitación y dijo: "Me permite reencontrarme con mis queridos argentinos después de tanto tiempo". Luego, si bien resaltó que las manifestaciones son "absolutamente espontáneas", afirmó: "Se identifican con los valores que defendió nuestro gobierno durante los cuatro años, pero podrían apoyar a cualquier otro espacio político que se comprometa a lo mismo".

Tal como enumeró, lo que caracteriza a su partido es que defiende las instituciones y las libertades, y trabaja para que la Argentina "sea parte del mundo y de la revolución tecnológica". "Es no querer encerrarse y jugar de vuelta el juego de suma cero, donde hay que sacarle al otro para tener uno, en vez de pensar que un país sale adelante cuando genera riqueza y esa riqueza se distribuye en forma de nuevos empleos", dijo Macri. Y siguió: "Desatar una guerra de usurpar, expropiar y poner impuestos confiscatorios es todo lo contrario a lo que hay que hacer".

Luego, al decir que hay personas que no quieren hisoparse por temor a perder su casa, consideró: "La gente le tiene más miedo a la usurpación que al virus".

 

Errores y aprendizaje: "Me equivoqué"

Macri contó que desde que dejó la presidencia reflexionó sobre los errores en su gestión, y volvió a apuntar contra la herencia recibida: "El Estado argentino estaba quebrado. Yo tuve un dilema: decirles esta realidad crudamente a los argentinos o apostar al brote de esperanza y entusiasmo que había nacido. Opté a la segunda y, con el diario del lunes, creo que me equivoqué".

Para él, su gobierno "se quebró" en diciembre de 2017 cuando se votaba la reforma previsional en el Congreso. "El massismo y el kirchnerismo colapsaron la reunión, tomaron la plaza y tiraron 10 toneladas de piedras. Ahí todos entramos en una actitud defensiva y empezamos a tener todo tipo de problemas", recordó. "Eso nos fue apabullando y dejé de explicar lo que pasaba. Recién recuperé la capacidad de comunicarme con las 30 marchas, después de ese histórico 24 de agosto que me vinieron a buscar para que siga. Lamentablemente, ya era tarde".

En línea con esto, consideró que el esfuerzo que hizo, en especial la clase media, no coincidió con lo que ese sector esperaba de su gestión: "Generé una expectativa y no estuve a la altura". Añadió: "Llegamos a las PASO con mucha gente agotada, por lo que venía remando, y sintieron que su presidente se había equivocado el rumbo y que el esfuerzo no demostraba que trepar la montaña llevaba a algún lado. Decidieron volver al pasado y yo entiendo las razones". Macri subrayó que eso lo "llenó de tristeza" porque, para él, "era obvio lo que iba a pasar": "Volviendo al pasado íbamos a tener más pobreza y más problemas".

Por otro lado, el expresidente sostuvo que "nunca debió haber delegado la negociación política" en figuras como Emilio Monzó o Rogelio Frigerio, de quienes dijo: "Eran mi ala más política, con filo peronista". Según dijo, él priorizó otras cuestiones, pero subrayó: "No es excusa, yo debería haber puesto el foco ahí porque se jugaba mucho con el poder convencer y nosotros nunca llegamos a los acuerdos que necesitábamos para transformar a la Argentina".

"El peronismo está secuestrado por Cristina"

En ese sentido, fue más allá: "Lo tendría que hacer cualquier presidente, pero yo tengo mis dudas de que hubiese obtenido algo mejor que los que estuvieron encargados porque se ve hoy: el peronismo está secuestrado por Cristina Fernández de Kirchner desde hace más de diez años y eso significa que el peronismo fue cooptado por la irracionalidad".

Para Macri, hasta que el peronismo no resuelva esto será muy difícil que se pueda llegar a hacer acuerdos. "Todos esperan que acordemos, pero con la irracionalidad no se puede". En otro tramo de la entrevista, enfatizó al decir que "la esencia" de Juntos por el Cambio es que "siempre estarán disponibles para sentarse a una mesa y acordar". "Por eso no creemos que la grieta sean personas, la grieta son valores. Si los valores están, no hay ningún problema". Tal como remarcó, sobre la base de valores comunes "hay acuerdo en diez minutos".

El opositor dijo que el Gobierno debe entender "que tiene que volver a empezar". "Necesitamos que la Argentina salga de este rumbo que no tiene destino y vuelva al rumbo anterior. La Argentina necesita que lo hagan mejor de lo que lo hicimos nosotros. Siempre hay que mejorar".

Fuente: La Nación


Lo más leído