WhatsApp de Publicidad
Seguinos

DOCUMENTAL

El documental de Netflix que todos tenemos que ver para salvar el planeta

La última producción del científico británico de 94 años resume su vida como divulgador, los cambios en la naturaleza en los últimos ochenta años y una mirada optimista para dar batalla al cambio climático.

“La naturaleza es nuestro mayor aliado y nuestra mayor inspiración” es una de los mensajes que tiene David Attenborough para la humanidad. El científico es uno de los divulgadores naturalistas más conocidos de la televisión británica y a sus 94 años desembarcó en Netflix con un documental sobre su vida y la naturaleza.

Se trata de “David Attenborough: Una vida en nuestro planeta”. Una cinta sobre su trayectoria y experiencia como divulgador, pero que recorre con su voz los últimos setenta años hasta la actualidad del planeta y los cambios radicales que se han producido en la tierra.

Con una estructura propia del género y la claridad de un discurso que muchos consideran, pero que aún los responsables de la economía mundial se rehúsan a tomar, el británico hace un análisis de la degradación del planeta por acción del hombre, que logró la pérdida de biodiversidad, bosques nativos y un marcado aceleramiento del cambio climático.

Experto en el tema, Attenborough estrenó su último documental en Netflix y no es ingenuo su desembarco. Así como su miniserie “Life on Earth” (La vida en la Tierra) fue un éxito en la televisión británica en 1979 y marcó una forma de mostrar su acercamiento más primitivo a la naturaleza, con esta nueva película el científico propone un cambio radical en la forma de vida, para recuperar lo perdido y darle una tierra próspera a las generaciones futuras.

A lo largo de los 83 minutos de duración, la cinta detalla las distintas transformaciones de la vida silvestre, la pérdida de bosques nativos y animales salvajes, la biodiversidad de los océanos y cómo es posible planificar el aumento de especies en extinción y lograr un mundo humanamente igualitario, con el control de la natalidad y hábitos que nos acerquen a la naturaleza.

Un caso que trae a colación de cómo la acción humana por voluntad o accidente puede destruir el ambiente es la tragedia de Chernóbil. A 34 años del accidente en la central nuclear que devastó el norte de Ucrania, la ciudad inhabitada desde ese momento hoy es un lugar en ruinas, donde pese a la radiación y las secuelas que dejó en la población, las plantas y animales son parte de la única vida posible en el lugar.

En un momento crucial para la humanidad, donde la pandemia del Covid-19 puso en jaque al mundo moderno y la civilización. En pleno proceso de desmonte, con incendios intencionales y algunos productos de las largas sequías en distintas partes del globo, incluido nuestro país con los incendios en el Delta del Paraná, el norte argentino y la sierra cordobesa, Attenborough propone abrazar a la naturaleza, mirarla como nuestra aleada y recuperar el tiempo perdido antes de que sea demasiado tarde.

El cambio climático nos pisa los talones y es hora de reaccionar. ¿La voluntad sólo está en el hombre o también en las autoridades de cada nación y las grandes corporaciones? La decisión debe ser conjunta, con profundos cambios económicos y en la alimentación. Attenborough muestra datos concretos como la cría de animales para la subsistencia ha llevado a perder especies y reinen las gallinas y vacas. Según el experto, el vegetarianismo o la reducción del consumo de carnes es necesario, para generar el equilibrio entre la naturaleza y la vida humana.

El científico británico a sus 94 años no se da por vencido y tiene una mirada optimista sobre el futuro. Para él hay un camino posible. Solo depende de nosotros ser aliados de la madre tierra, porque si cuidamos a la naturaleza, ella cuidará de nosotros.

“David Attenborough: Una vida en nuestro planeta” (EEE.UU 2020). Dirección: Alastair Fothergill, Jonathan Hughes, Keith Scholey. Reparto: David Attenborough. Duración: 83 minutos. Nuestra Calificación: Muy bueno.

Fuente: Diario Los Andes.

Lo más leído