WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Insólito blooper de Martín Guzmán

"Ahora empiezo a sarasear hasta que esté"

El ministro expone ante los diputados el proyecto de Presupuesto 2021 con un dólar a 102, entre otras variables. Antes de comenzar olvidó chequear si ya estaba en vivo y en directo.

Tal vez no era el mejor día para cometer un paso en falso. El ministro de Economía, Martín Guzmán, expone esta tarde ante la Cámara de Diputados los principales detalles del proyecto de Presupuesto 2021, que contempla un crecimiento del 5,5% del PBI, un gasto total de más de $ 8 billones y un fuerte aumento de los recursos destinados a las obras de infraestructura.

Pero minutos antes del comienzo de su discurso, hablaba en confianza junto con el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, y olvidó un detalle importante. El micrófono había sido abierto y capturaba todo el diálogo entre ambos funcionarios.

"Ahora voy a sarasear hasta que esté", se le llegó a entender al ministro Guzmán quien hablaba gesticulando sobre su manejo de la oratoria. Lo decía, según pudo reconstruir este medio, sobre las filminas del powerpoint que no se proyectaban correctamente, lo que fundamenta el coloquialismo usado por el titular de la cartera de Hacienda.

No obstante, pronto comenzó a viralizarse la expresión en las redes sociales. En su exposición, el titular del Palacio de Hacienda brinda los aspectos centrales del proyecto que contempla gastos por más de $ 8,3 billones, un déficit del 4,5%, un crecimiento del 5,5% del Producto Bruto Interno (PBI), una inflación del 29% y un dólar en torno a los $ 102,4, para fin del próximo año.

También se refiere al gasto de capital que ascenderá del 1,1% al 2,2%, en relación a lo establecido en el presupuesto prorrogado del 2019.

De acuerdo a la propuesta oficial, el presupuesto destinará $ 5,5 billones a gastos sociales para el pago de jubilaciones y asignaciones sociales, programas alimentarios, de economía social, entre otros, lo que representa el 65% de los recursos contemplados para el 2021.

En tanto, para la deuda pública se asignarán $ 660.000 millones, y más de $ 400.000 millones para la Administración Publica, y de $ 300.000 millones a gastos de Seguridad y Defensa. También contempla una duplicación de la inversión real en infraestructura productiva y social respecto a 2019, a partir de una inversión proyectada en $ 835.000 millones o 2,2% del PBI.

Fuente: Perfil.


Lo más leído