WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habilitadas y prohibidas

Jouglard analizó rubro por rubro cada actividad en el cambio de fase

El secretario de Gobierno explicó que "se busca disminuir el contacto entre las personas". Y aclaró que no se necesita permiso para circular.

El secretario de Gobierno, Adrián Jouglard, explicitó esta mañana en LA BRÚJULA 24 los alcances del retroceso de fase (de la 4 a la 3) y respondió a todas las dudas que surgen de miles de bahienses que desconocen a ciencia cierta si la medida afecta a su rutina diaria.

En primer término, Jouglard hizo una salvedad: "Nosotros hacemos la interpretación del decreto provincial y nacional, con tantas prórrogas, hay algunas ambigüedades que generan aspectos explícitos que no están aclarados. Por eso, existen algunos puntos que nosotros terminamos consultando".

"En el decreto nacional no se menciona más la necesidad de contar con el Certificado Único Habilitante para Circulación", reflexionó el funcionario, al tiempo que recordó: "Nunca estuvo permitido salir de Bahía desde el 20 de marzo, más allá de que hasta los primeros días de este mes tuvimos controles en la ruta".

En su charla con el periodista Germán Sasso, aseveró que "mantenemos la restricción de circular entre las 00 y las 06 para disminuir la accidentología nocturna y evitar que se realicen fiestas en domicilios privados. Allí sí solo pueden transitar los esenciales".

Jouglard, punto por punto

  • Personal auxiliar de casas particulares (empleadas domésticas): "Empleadas domésticas ahora está prohibido. Sabemos que es difícil controlarlo, pero a la vez hemos detectado que es uno de los sectores donde más contagios se producen".
  • Obra privada de la construcción: "En viviendas unifamiliares están permitidas. Los trabajos en grandes edificios están prohibidos, salvo que sean necesarios para disminuir riesgos en los obreros, vecinos y transeúntes. En ese caso pueden continuar hasta que se salvaguarde la integridad de las personas".
  • Venta al por menor de productos textiles, prendas de vestir, calzado juguetes en comercios de cercanía con ingreso de clientes: "Hoy, los clientes solo podrán acercarse hasta la puerta del local y el dueño o empleado les acerca el producto sin que puedan ingresar al local. No sé si esto modifica mucho porque tanto los trabajadores como los compradores van a acudir al comercio. Y los clientes se llevarán, por ejemplo, la ropa a su casa a probársela".
  • Salidas de esparcimiento: "Aquí hay cierta ambigüedad. Hoy no se puede salir a caminar, ni solos ni acompañados. El contrasentido es que el deporte individual sí está permitido y si alguien tiene que ir a un club no pueda acudir caminando. Lo difícil será fiscalizar esta situación, más allá de que se busca disminuir la cantidad de contactos interpersonales".
  • Restaurantes, bares y cervecerías: "Solo podrán atender mediante delivery y take away. Quizás debió haberse buscado en el decreto una medida intermedia para permitir que se habiliten mesas al aire libre. Esto aún no lo hemos analizado".

Luego, el propio secretario de Gobierno machacó con un concepto que no por trillado, tiene que pasar desapercibido: "Debemos volver a levantar la guardia, dejar de lado aquellas reuniones que teníamos con algún amigo, volver a retomar los encuentros por Zoom para bajar el nivel de contagios".

"Cuando alguien va a un comercio a hacer una compra está como máximo 30 minutos en ese lugar y las restantes 23 horas y media no se controla el resto de su vida. Cuando nos juntamos con amigos o la familia uno se termina desprotegiendo, dejando de lado aquel cuidado que toma cuando, por ejemplo, compra en un local", sostuvo.

Después de confirmar que se decidió poner en vigor el decreto a partir del mediodía producto de desalentar los conglomerados de gente que pueden producirse, resaltó: "La enfermedad existe en todo el mundo y cada cual tomó las decisiones que pudo. No podemos perder de vista que entre sábado y domingo hubo nueve fallecimientos, más allá de que uno comprende el perjuicio económico que esto ocasiona".

"No es que la gente no se ha cuidado en Bahía. Es entendible que en algún momento baje la guardia. Cuando uno está en un grupo familiar se relajan las medidas de prevención y cada contagio se multiplica en cuatro o cinco. Aquí tenemos una zona de influencia que depende mucho de la ciudad, con partidos de la región que no cuentan con una capacidad sanitaria para dar respuesta. Por eso aumentó la demanda de camas, en especial en el Hospital Interzonal Penna", enfatizó en otro segmento de la extensa nota.

Frente a ello, repitió que "hoy, no solo es una cuestión de camas o respiradores, sino también de personal. Estos días hubo profesionales aislados y eso mermó la posibilidad de atención. Por eso es que ponemos el foco en la situación sanitaria. Estamos trabajando para poner en funcionamiento el Hospital Militar que nos añadiría diez camas disponibles, además de poder derivar a pacientes que deben estar en un sanatorio, pero que no requieren de una terapia intensiva".

"A fase 1 de aislamiento total no se puede ir. Solo hay tres provincias que lo determinaron, pero Buenos Aires no tiene ninguna ciudad en esa instancia. Mar del Plata, por ejemplo, si bien está en fase 3 hace varias semanas, le está siendo difícil controlar los espacios públicos y la playa", cerró Jouglard.

Lo más leído