WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la mordió en el cuello

Un pitbull mató a una nena de nueve años en San Juan

Ocurrió cuando caminaba junto a una hermana y un primo en un barrio de la ciudad de Rawson, en San Juan.

Una niña de nueve años murió tras ser atacada por un perro de raza pitbull cuando caminaba junto a una hermana y un primo en un barrio de la ciudad de Rawson, en San Juan.

El trágico episodio ocurrió alrededor de las 11:00 de este lunes en el barrio Malimán y la niña fallecida fue identificada como Lara Rebecca Agüero, quien era la menor de siete hermanos.

La víctima había salido de compras a un negocio cercano junto a su hermana de diez años y un primo de nueve. En el camino pasaron por el frente de la casa de una familia de apellido González. El perro logró soltarse de donde estaba atado, corrió hacia ellos y la mordió en el cuello. La arrastró por unos 15 metros, en presencia de los otros dos niños.

"Íbamos a comprar para hacer de comer. Caminábamos por la vereda y al señor se le escapó el perro”, relató la hermana de la víctima, en declaraciones al Diario de Cuyo.

“Parece que no me escuchó y el perro la agarró del cuello y la llevó hasta la casa de al lado”, agregó. Luego, dijo: “Yo la agarré del brazo para que saliéramos corriendo pero el animal justo la atrapó”.

Alertados por los gritos, los vecinos empezaron a darle patadas al animal hasta que la soltó. La nena intentó levantarse y no pudo. Una vecina, llamada Natalia Yofré, presenció la escalofriante escena.

"Salí a los gritos. Vi todo, vi cuando el animal tenía a la nena del cuello y no la quería soltar, fue terrible porque ella ya no gritaba. Tuve que ir a buscar a un vecino y él lo agarró a patadas hasta que la soltó… pobrecita, la nena se quiso levantar dos veces y nosotros le dijimos que se quedara quieta porque había perdido mucha sangre", recordó en diálogo con el diario de Cuyo.

"De los nervios, no sé cómo fue, pero dos muchachos en moto la cargaron y se la llevaron a la salita porque la ambulancia no llegó", contó. Otra vecina relató, por su parte, que “este animal se ha escapado muchas veces, mató varios caniches y es peligroso”.

La Policía fue alertada por el ataque y desplegaron un operativo en el lugar que contó con el apoyo de personal de Infantería, para evitar posibles enfrentamientos entre la familia de la víctima y la del dueño del perro que viven en la misma zona.

El caso quedó en manos del Tercer Juzgado Correccional, a cargo de la jueza Mónica Lucero. En un primer momento trascendió que el animal pertenecía a un hombre llamado Sergio Eduardo González, de 53 años. Sin embargo, se comprobó que en realidad es de su yerno, de nombre Brian Silva, quien fue detenido y ahora es investigado por ‘homicidio culposo’.


Lo más leído