WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Tiene 24 años

Vende tortas para pagar una costosa operación: "Quiero lograr el objetivo con mi esfuerzo"

"Con lo que hago me siento bien y trato de poner la energía en eso y no en esperar a que se pase mi vida o a que me den algo", dijo la joven puntaltense.

Karen Sánchez tiene 24 años y es oriunda de Punta Alta. Un problema físico la marcó desde su nacimiento: padece luxación de cadera derecha congénita. A pesar de ese inconveniente, esta joven realizó una vida normal y hace poco tiempo, logró recibirse de profesora de geografía.

Sin embargo, en poco tiempo, su problema se agravó considerablemente. Por eso, de trabajar en una verdulería y de intentar conseguir sus primeras horas como docente, Karen pasó a tener que usar muletas para poder moverse y a tener que inyectarse morfina para calmar sus intensos dolores.

La única solución a su problema es una operación que, al no contar con una obra social, cuesta alrededor de 500.000 pesos. Pero ella no se da por vencida y para afrontar ese monto, decidió vender tortas y otros productos gastronómicos por las redes sociales para juntar fondos.

"Mi problema es que no se formó la cabeza del femur y tengo el hueso de la cadera suelto. Siempre usé un complemento para poder caminar porque al no desarrollarse la cabeza del fémur había una diferencia de al menos tres centímetros entre mis dos piernas. Pude estudiar y desarrollarme normalmente, pero hace un mes y medio empecé con mucho dolor y mi traumatólogo me dijo que debía operarme", explicó esta tarde Karen, en comunicación con el programa Nunca es Tarde de LA BRÚJULA 24.

"Terminé de estudiar y hasta hace un tiempo viví con mi mamá. Pero ella se fue a vivir a Ushuaia por cuestiones de trabajo. Empecé a dar clases particulares, mientras intentaba conseguir horas. Trabajaba en una verdulería y me estaba yendo bien, pero me pasó esto, se me salía el hueso de lugar, no pude caminar más y tuve que dejar", mencionó.

Lejos de quedarse esperando una ayuda estatal, Karen utilizó las redes sociales para focalizarse en un nuevo emprendimiento. En Instagram como @cerodieta_14, en Facebook y por teléfono en el 2932547748 vende tortas materas de vainilla, marmoladas, con chips de chocolate o con membrillo, y también bombones de quacker, pizzetas, prepizzas, raviolones y sorrentinos.

"No recibí ninguna ayuda por parte del municipio. Pero desde que mi caso se hizo público, me llamó mucha gente para darme una mano. Con lo que hago me siento bien y trato de poner la energía en eso y no en esperar a que se pase mi vida o a que me den algo. Me da tranquilidad el esfuerzo que yo hago sin esperar nada de nadie. Lo que pido es que la gente me de una mano desde la difusión para que la gente conozca mi trabajo. Quiero que con mi esfuerzo, pueda lograr mi objetivo de poder operarme", completó Karen.

Lo más leído