WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló con la brújula 24

"Me siento bien", dijo el primer argentino en recibir la vacuna contra el COVID-19

Pablo Berra contó cómo fue elegido para aplicarse la dosis de la Universidad de Oxford. "Es inofensiva", reveló desde Sudáfrica.

Pablo Berra, el argentino de 55 años que recibió la vacuna contra la Covid-19 que desarrolla la Universidad de Oxford (Inglaterra) en asociación con la empresa farmacéutica AstraZeneca, conversó esta mañana con LA BRÚJULA 24 sobre la experiencia que puede cambiar el rumbo de la pandemia.

Nacido en Lomas de Zamora, pero habiendo vivido gran parte de sus años en Santiago del Estero, Berra actualmente reside en Sudáfrica hace más de una década y fue seleccionado como voluntario para la vacuna por la Universidad Witts, asociada a la investigación.

"Me aplicaron la dosis el lunes pasado, después de un largo proceso de análisis para convertirme en uno de los 2020 voluntarios de este país. Fui seleccionado y por fin recibí la vacuna. Va todo muy bien y mantenemos los dedos cruzados", destacó, en el programa "La Mesa Dominguera".

Además, aclaró que "como la cantidad de casos en Sudáfrica es muy alta, por eso eligió este país y a Brasil para realizar la fase 3 de la vacuna antes de la aprobación. Ahora me someteré a controles de sangre semanales para ver si empiezo a generar los anticuerpos. Además, tengo una ficha en la que tengo que marcar si tengo fiebre, sudoración. Nos advirtieron que es inofensiva y no produce daños secundarios".

"El segundo día posterior a la aplicación tuve algunas líneas de temperatura y chuchos de frío, pero fueron muy esporádicos. Al día de hoy no siento nada negativo y mañana me someteré a un control para saber cómo viene actuando", expuso en otro segmento de la entrevista radial.

Y enfatizó: "Sentí la obligación de ser parte y poner un granito de arena, viendo que en este momento todos estamos muy afectados por la pandemia. También el avance del virus en Sudáfrica, sumado a la cantidad de visitas que tengo que hacer al hospital (que está atestado de gente) porque mi señora tiene un problemita de salud crónico contribuyeron a tomar esa decisión".

"No hay una retribución económica por sumarme al proyecto. Sí tengo la libertad, al igual que el resto de los voluntarios, de dejar el proyecto en el momento que quisiéramos y no nos pueden preguntar por qué. No obstante, no creo que nadie tenga en mente hacerlo", finalizó Berra.


Lo más leído