WhatsApp de Publicidad
Seguinos

INFORME ESPECIAL

Socorristas voluntarios: cuando trabajar en la “trinchera” es una forma de vida

En Bahía, distintas agrupaciones con personal altamente calificado trabajan ayudando a los demás, sin pedir nada a cambio. Conocelos.

En los tiempos que corren, trabajar en la “trinchera” no es para cualquiera. El miedo, la desinformación, el malhumor y la incertidumbre que genera el avance de la pandemia, hace que no muchos se inclinen por estar en los lugares denominados calientes a la hora de prestar un servicio. Al menos no por mera elección. Es que claro, eso no es para cualquiera.

Es habitual en los informes periodísticos cotidianos mencionar –y destacar– siempre la labor de los profesionales que a diario velan por la seguridad de todos los bahienses. Personal capacitado en su área que día a día se dedica a cuidar a la comunidad. Desde la propia Policía, pasando por los operarios de Defensa Civil y Bomberos, hasta los médicos de cada uno de los hospitales y centros de salud de la ciudad.

Pero no están solos. También están ellos, los socorristas voluntarios, que actúan cuando son convocados o bien cuando la realidad los ubica en el momento y lugar indicado. Grupos de personas que deciden juntarse y ayudar a los demás. Gente que comparte conocimientos y voluntades en pos del bien común. Y encima, lo hacen gratis.

Por eso, la redacción de La Brújula 24 quiso hablar con algunos de sus referentes y de esa manera conocer un poco más sobre su trabajo. Sus inicios, cuáles son sus perspectivas a futuro. Y sobre todo, sus motivaciones.

Gonzalo García, por ejemplo, es presidente y socio fundador de U.A.R.S. -Unidad de Apoyo, Rescate y Socorrismo-, una ONG dedicada a la capacitación y aplicación de técnicas de primeros auxilios y rescate.

uars.jpg

En diálogo con este medio, García comentó que “la agrupación nació como idea en el año 2013, con un grupo de aficionados en socorrismo que ya veníamos capacitándonos desde hacía algún tiempo. Fue gracias a nuestro primer presidente y líder, José Luis ‘Cocho’ Iacono, que llevó adelante el proyecto y le dio un nombre. Nosotros lo seguimos en  equipo, empezamos a trabajar y a formarnos como rescatistas. Después, en febrero de 2015, el Ministerio de Justicia de la Provincia nos asignó la matrícula”.

“Ahí ya estábamos consolidados, con unos 25 voluntarios empezamos a funcionar  y sumar equipamiento, a hacernos conocer en  la comunidad. Fueron pasando los años y en 2017 se renovó la Comisión Directiva, donde yo asumí como presidente. En ese momento comenzamos a formar las brigadas especiales, con más gente y en conjunto con otras instituciones con las que antes no lo hacíamos, también a nivel provincial y nacional”, refirió.

En ese mismo sentido, relató que “en el 2019 nos solicitaron de Viedma poder utilizar la misma estructura y modalidad de trabajo que nosotros. Fue a través de la Provincia de Río Negro que se hizo, le dimos la oportunidad y así nació U.A.R.S. en otra localidad. Hoy en día contamos con distintos tipos de brigadas, como la K9, la de Rescate, de Socorristas, de Comunicaciones y Prensa, entre otros”.

70496423_2664894553541205_6619669635459448832_o.jpg

“La motivación es de todos los voluntarios por igual, queremos que el equipo siga trabajando, que se incremente el número de integrantes, la coparticipación entre las organizaciones oficiales y las ONG’s, que los miembros estén a disposición de la comunidad. Todo eso es lo que nos hace seguir adelante”, consideró.

Otra voluntaria que habló con el equipo de LB24 fue Laura Schefer, quien se encuentra a cargo de la recientemente formada B.B.R.A.S. –Brigada de Búsqueda, Rescate, Ayuda y Socorrismo-. “Nos pareció que la mejor manera de dar una mano en esta época era la de formar una asociación civil sin fines de lucro y ponernos a disposición de la Municipalidad de Bahía Blanca y de quien requiera de nuestra colaboración”, señaló la joven.

83419598_101742721582664_413779355185316480_o.jpg

Y agregó: “Somos un grupo de voluntarios entrenados y capacitados para actuar antes, durante y después de una emergencia. Estamos a disposición de la DDI para colaborar en la búsqueda de personas desaparecidas, en cualquiera que sea el escenario. Para ayudar a quien nos necesite y dónde nos necesiten, ya sea una institución deportiva, un club, un merendero, otra ONG dedicada al socorrismo, un vecino”.

Respecto de los integrantes de la brigada, Schefer remarcó que se compone de 16 voluntarios, “de los cuales tres somos Instructores AIDER en primeros auxilios con RCP (reanimación cardiopulmonar) y DEA (Desfibrilador Externo Automático), y otro que es instructor en rescate en altura, supervivencia en varios ambientes geográficos, búsqueda y rescate en el agua, navegación terrestre, cartografía y algunos temas más. Contamos también con un radioaficionado que es el responsable de coordinar las comunicaciones y realizar el enlace entre el COE y los brigadistas, cuando nos encontramos en un operativo. Todos estamos entrenados y contamos con la capacitación correspondiente en prevención en Covid-19 y la utilización de los diferentes protocolos, aguardando por si el municipio requiere de nuestra colaboración”.

Además, anticipó que una vez que finalice el aislamiento preventivo y se puedan retomar las actividades con cierta normalidad, se van a comenzar a brindar capacitaciones gratuitas abiertas a todo público en la sede que funciona en el Bahía Blanca Automóvil Club, en calle mitre al 300.  “También allí nos convocaron para participar en el proyecto ‘Manejo para la Vida’, para dar una mano en las capacitaciones de Primeros Socorros para todo aquel que saque el carnet de conducir, y en las de prevención para pilotos de carreras, dentro y fuera de Bahía”.

“Y por supuesto estamos reforzando las capacitaciones de Rescate en pista con el “Pato” Garmendia, Sergio Aguiar y Luis Castaño (parte del equipo que trabaja con el BBAC) para poder dar una mano en el autódromo local, agregó la voluntaria.

104128743_101742664916003_2742099112758889141_o.jpg

“Nuestro objetivo es lograr que los vecinos se capaciten, para que cada día haya más personas que puedan hacer la primera atención y no se paralicen ante una emergencia. Saber que tienen que llamar al 107 y dar la información exacta y concreta al Servicio de Emergencia, que puedan evaluar si la escena es segura para ellos y la víctima, y solo actuar si la vida de quien va a dar una mano no corre peligro. Que sepan que si no responde y no respira hago RCP, y hacer un RCP de calidad, con mucha práctica que es fundamental, ya que no es lo mismo verlo en la teoría, a saber dónde colocar las manos, como realizar la fuerza, y vencer el miedo de no lastimar a quien los necesita”, añadió Schefer.

“Si cada uno se capacita y actúa en una emergencia sin entorpecer a los profesionales de la salud, van a ayudar salvado vidas. Los primeros socorros no reemplazan la atención médica, pero bien aplicados hacen la diferencia entre una recuperación rápida y una internación prolongada o entre una discapacidad temporal y una permanente. Pero, en los casos más graves, podrán hacer la diferencia entre la vida y la muerte de la víctima”, sintetizó.

Y si hablamos de este tipo de agrupaciones, imposible no mencionar a la Brigada de Primeros Auxilios SER – Voluntarios por la vida en emergencia, que tiene a Daniel Portela como uno de sus referentes, la cual viene desde hace muchos años desempeñándose en la ciudad y también en la región.

71115648_3023450944344050_1342284521038413824_n.jpg

 “Nosotros nacimos después de lo que fue el atentado a la AMIA, y ya con 25 años y un poquito más contamos con el reconocimiento del Ministerio del Interior, de Defensa Civil a nivel nacional, provincial y municipal, somos un ente que está dentro del listado del Comité de Emergencia de la Provincia”, le refirió Portela al cronista de LA BRÚJULA 24.

Y siguió: “En algún momento fuimos capacitados también por los Cascos Azules. Estamos dentro del Plan de Respuesta a la Emergencia Tecnológica y hoy tenemos un componente de 20 personas en forma efectiva y otro tanto en forma de reserva, que ante un acontecimiento de magnitud estarían prestos para realizar cualquier tipo de tarea”.

103980271_3664117920277346_2445040674728282921_n.jpg

A la hora de hablar sobre objetivos, el socorrista resaltó que “nuestro cometido en este momento va más allá de acercar capacitaciones de distinto tipo en lo que hace a RCP y tratamiento del monóxido de carbono a distintas instituciones e industrias de Bahía y la zona, porque también estamos participando de un control en lo que hace a grandes manifestaciones, donde hay entrega de alimentos, viandas, para que se respete la distancia social y el uso de barbijos”.

“Estamos en todos los acontecimientos que hacen a la ciudad, participando activamente en el Partido de Villarino, en Monte Hermoso. Donde nos pidan colaboración, allá vamos”, sintetizó.


Lo más leído