WhatsApp de Publicidad
Seguinos

la columna de rafael emilio

Santiago, "los nuevos" Juegos Olímpicos y el afianzamiento de Netflix en cuarentena

Rafael Emilio Santiago desarrolló su habitual columna semanal en LA BRÚJULA 24, abordando diversos temas, haciendo foco en la máxima cita deportiva que tendrá lugar (si todo se normaliza) en Tokio dentro de un año, aunque sus pinceladas también lo llevaron a una añoranza de tiempos pasados y el advenimiento de las plataformas de películas y series.

Un resumen de su alocución

"Alguna vez alguien se iba a dar cuenta porque quizás no había mejor momento para sincerarse. Pero la declaración de los japoneses sobre la sede olímpica, tal vez el año que viene. El titular del COI dijo que los JJ.OO. solían ser maravillosos, pero tal vez exagerados. Una belleza cara. Probablemente los japoneses van a achicar a diez días las competencias que perdieron su brillo por la pandemia que nos cambió el ánimo a todos".

"Inicialmente iban a ser 16 días, más el fútbol que arranca antes. Suena negativo, exagerado y excesivo pero todo esto resultaba muy caro para los organizadores. Era esperable que alguien decidiera reconvertir la cita para gente especial, desde los competidores hasta los espectadores que se alojan en cruceros o en hoteles de siete estrellas. Menem postuló a Argentina para los Juegos de 2004, con bellas jóvenes argentinas y pocas obras para tal fin. Hoy se advierte aún más irreal".

"A los colegas les advierto que no va a ser fácil ir. No es barato. Capaz que hasta minimizan prensa. Hay tiempos en los que estuvimos uno a uno con el dólar, pero al Mundial 98 había que llevar los verdes de Argentina porque en las pizarras extranjeras no cotizaban. Movilizarse en París era para nada oneroso. Nunca vi tanta gente con credenciales, todos eran periodistas, desde Graciela Alfano hasta tantos otros famosos. Y las calles minadas de camisetas argentinas. Los boletines capitalinos se hacían desde Francia, con hinchas nuestros mateando desde el Arco del Triunfo".

Lo más leído