WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En exclusiva para La Brujula 24

Daniel Grao, el protagonista de "Perdida", frente al éxito mundial de la serie

En el marco de la tendencia iberoamericana, el actor y filántropo oriundo de Sabadell, España, habla para Argentina: "La serie me emocionó desde el primer momento en que leí el guión".

Ya desde la antigüedad clásica se comprendía que no se podía juzgar al individuo; siempre ha sido el hombre y su circunstancia, jamás el ser humano ha llegado a estar escindido de las situaciones que definen y apremian, por eso, cuando Antonio se convierte en mula, pasando droga en su cuerpo para lograr encontrarse cara a cara con el captor de su hija, no solo no lo podemos mal juzgar, sino que automáticamente lo entronizamos como héroe.

Cargando una naturaleza épica, por el sacrificio y la tragedia, Daniel Grao entra en la piel de un padre desesperado pero mesurado, impulsivo pero estratega, sumergido en dolor, pero dispuesto a seguir adelante hasta las últimas consecuencias.

“Perdida”, la ficción de Atresmedia que Netflix nos aceró logrando tendencia mundial, plantea los pormenores de la búsqueda, sacrificio y redención de una niña arrancada del cariño más profundo, para ser llevada a una odisea de fatalidades en un escenario de drogas, corrupción y delitos inconfesables.

Daniel Grao, encarna al iniciador de esta búsqueda, un camino heroico que, además, lo redefine como actor comprometido…un camino que, al igual que el de su personaje “Antonio”, no tiene vuelta. Los aplausos serán por siempre.

Grao se brindó por completo en una entrevista íntima en LA BRÚJULA 24 y rompió el hielo admitiendo: "Estoy muy feliz porque cada día me llegan comentarios desde muchísimos países, en especial de Argentina, lugar que conozco y al que le tengo mucho cariño. El esfuerzo de un actor es supremo, incluso por el otro compañero, por eso uno se entrega al 100% para luego poder recoger el fruto. Y plataformas como Netflix nos lleva a los lugares más recónditos del mundo".

"Cuando leí el guión me emocionó porque, sin entrar en detalles, guarda paralelismo con pasajes de mi vida o de gente cercana a mi. Por ejemplo con el mundo de la cárcel que no lo viví en primera persona, pero que lo tuve cerca en mi juventud. A los actores nos pasa que la ficción tiene cierta rima con la realidad y los personajes que nos tocan no son casuales", añadió el respetado 'Antonio', en el programa "Tal Cual Es".

Ante la consulta del periodista Fernando Quiroga sobre en qué etapa apareció esta posibilidad profesional, Grao admitió que "Perdida me llegó en un momento clave de mi vida. Fue una propuesta directa, no sabía ni siquiera del casting y aluciné. Acepté con los ojos cerrados. Fue complejo todo lo que el espectador debe ver en mi personaje pero que los demás no deben notar. Él tenía un plan y la ambigüedad debía ser sutil para que no se sepa su verdadero propósito. A nivel emocional debía estar preparado, tuve la suerte de haber trabajado con el director en La Sonata del Silencio y eso me permitió saber qué pretendía".

"Podría haber encarnado un héroe, pero la idea era empatizar. En los primeros dos capítulos parecía que no iba a prosperar, pero luego va avanzando en un viaje sin retorno. Nunca viví algo tan fuerte, pero el simple hecho de ser padre es algo que nos cambia y genera un vínculo incomparable. Por eso me basé en eso para entender el personaje porque, por amores como el que uno siente por un hijo, es capaz de cualquier cosa", concluyó uno de los protagonistas del proyecto de Artesmedia en Netflix.

Escuchá la entrevista completa

Lo más leído