WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

El picante cruce por la reapertura de locales de indumentaria y calzado

"Me ofrecí a elaborar un nuevo protocolo y nadie me llamó", afirmó Miguel Aolita, titular de Empleados de Comercio. El empresario Luis Amore aclaró que "esto es desesperación, no una rebelión".

Después de conocerse la postura de varios comerciantes vinculados a la indumentaria y el calzado que, a pesar de las restricciones, van a abrir igual sus negocios, el titular del sindicato de Empleados de Comercio, Miguel Aolita, y el comerciante Luis Amore tuvieron un intercambio de ideas en LA BRÚJULA 24.

"No tengo chapa de sheriff. Nadie dijo que los vamos a cerrar, los denunciaremos. No pasa por una cuestión de gremio y empresarios. Anoche me llamó el delegado del Ministerio de Trabajo y me puso a disposición a sus inspectores para labrar las actas a quienes incumplan la ley", resaltó Aolita, en el comienzo de su interpretación de la medida que no está amparada por las habilitaciones ligadas a la cuarentena por la pandemia.

Y enfatizó: "Entiendo la problemática de los empresarios y comparto que no puedan afrontar los gastos sin ventas, pero deben encuadrarse dentro del marco de la ley. A quienes tengan clientes comprando en el interior de un comercio se les labrará un acta. El municipio también tiene facultades para definir qué va a hacer con aquellos que incumplan la ley. Es una violación del artículo 205 del Código Penal".

A su turno, Amore --en su charla con el periodista Germán Sasso-- mencionó que "esto no es contra el Sindicato, ni el Intendente. Esta es una situación desesperante. Todos te dicen que tenés razón, pero que hay que esperar para volver a la atención normal. Y lo más angustiante es que nadie te brinda certezas respecto de cuánto tiempo más".

"No tenemos más opciones, aún sabiendo que estamos rompiendo con la ley. Son 70 días que no podemos levantar la persiana y, sinceramente con la venta online no solucionamos nada", enfatizó el dueño de Zapatilandia, reiterando enfáticamente: "Nadie se da cuenta de la gravedad de esto".

Frente a este panorama, Aolita se puso a disposición: "Nosotros podemos apoyar, pero dentro del marco de la ley, a una propuesta que no sea avalada no podemos adherir. Hay que elaborar un protocolo más estricto. El viernes en este mismo medio propuse que elaboremos un nuevo protocolo y nadie me llamó".

"Esto es desesperación, no es rebelión", argumentó Amore, a lo que el titular del gremio salió al cruce: "Desesperación que se transforma en rebelión y lleva al incumplimiento de una ley".

Lo más leído