WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Crisis por el coronavirus

La OIT estima que se perderán hasta 305 millones de puestos de trabajo en el mundo

El estudio señala que Sudamérica será una de las regiones más afectadas. Además, hablá de una "generación de cuarentena", con múltiples shocks.

La Organización Internacional del Trabajo (OIT) trazó un panorama sombrío sobre el daño que provoca la pandemia del coronavirus en las economías. Según la última proyección del organismo, difundida hoy, solo en el segundo cuatrimestre del año pueden perderse hasta 305 millones de puestos de trabajo en todo el mundo.

El organismo asegura que el panorama es "grave" y que la cifra representa, en promedio, una caída del 10,7% de la masa laboral mundial en comparación con el último cuatrimestre de 2019. La mayor pérdida se da en América (13,1%), seguida de Europa y Asia (12,9%).

Si bien el estudio no tiene una referencia directa al impacto del virus en la Argentina, señala que Sudamérica es una de las regiones -junto con el sur y el este de Europa- en las que las estimaciones de pérdidas de puestos de trabajo se elevaron considerablemente desde las proyecciones anteriores. En el segundo cuatrimestre de 2020, se estima que América del Sur perderá un 11,8% de horas laborales. La proyección del primer cuatrimestre era de apenas el 2%.

El organismo aclara que el cálculo de los 305 millones de puestos de trabajo de jornada completa es el resultado de la acumulación de horas de trabajo perdidas en todo el mundo por el impacto de la pandemia. Tuvo en cuenta una carga horaria de 48 horas semanales.

La nueva estimación aumentó considerablemente las proyecciones que la misma organización había difundido en marzo, cuando todavía no se había visto la fuerza del impacto del virus en Europa ni Estados Unidos y se creía que la pandemia podía dejar hasta 25 millones de nuevos desempleados.

En ese entonces, el titular de la OIT, Guy Ryder, recomendó tomar medidas urgentes y coordinadas a los gobiernos para que ese número fuera menor. "Esto ya no es una crisis sanitaria global, es también una gran crisis económica y del mercado laboral que tiene un impacto enorme en la gente", dijo.

El informe difundido hoy detalla que hasta abril se habían perdido hasta 135 millones de puestos de trabajo de jornada completa, al considerar que se había reducido un 4,8% la cantidad de horas trabajadas, por lo que la pérdida de empleo se aceleró en los últimos meses. "La crisis causa una reducción de la actividad sin precedentes", señala.

El organismo asegura también que hay una correlación entre el nivel de testeos y seguimiento de casos sospechosos y la reducción de la actividad. Según el estudio, una mayor coordinación del Estado en el testeo de casos puede reducir el impacto laboral hasta un 50%. "El promedio de horas de trabajo perdidas para países con la menor intensidad de testeo y seguimiento es de alrededor del 14%, comparado con el 7% para aquellos con mayor intensidad", dice el texto.

La OIT indica que actualmente el 94% de los trabajadores del mundo viven en países donde rige algún tipo de medida que obliga al cierre de los lugares de trabajo. A medida que algunos Estados ya avanzan en la reapertura de las economías, el 20% de los empleados vive en países donde se prohibió toda apertura de lugares de trabajo salvo para las tareas esenciales, el 69% vive en lugares donde se habilitó el trabajo de algunos sectores (como ocurre en la Argentina) y el 5% restante trabaja en países donde solo se recomendó el cierre de comercios y oficinas. Los datos fueron tomados hasta el 17 de mayo último.

Dentro de todos los trabajadores afectados por el avance de la pandemia, el organismo sostiene que los mayores perjudicados son los jóvenes y advierte por el surgimiento de una "generación de cuarentena" debido a los "múltiples shocks" a los que se vieron sometidos quienes recién entraron al mundo laboral y todavía están en etapa de formación.

(Fuente: La Nación)

Lo más leído