WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Canje de deuda

Alberto Fernández dijo que es posible que los bonistas hagan una contraoferta

Esta mañana se reunió con el ministro Martín Guzmán para discutir sobre la oferta que finalizó el viernes. Luego dijo en Twitter que hasta el lunes hay chances de extender la oferta.

Luego de que el viernes finalizara el plazo de la oferta de canje de deuda para los bonistas de reunirse para analizar el nivel de aceptación de la propuesta con el ministro Martín Guzmán, Alberto Fernández aseguró en Twitter que hay tiempo hasta el lunes 11 para decidir sobre la extensión de la propuesta.

"Esta mañana repasamos con Martín Guzmán el avance de la reestructuración de la deuda. Continuamos dialogando de buena fe con los acreedores con el objetivo de alcanzar un acuerdo sostenible", sostuvo, y agregó: "La posibilidad de extender la oferta continúa vigente hasta el lunes 11 de mayo. Cuando este plazo venza definiremos los pasos a seguir. Como siempre nuestro objetivo es asumir compromisos que podamos cumplir".

Antes del encuentro con Guzmán, donde analizaron cuántos bonistas aceptaron la oferta, el Presidente había asegurado que sabía que algunos bonistas habían presentado ya contraofertas y que posiblemente hubiera más. "Tengo noticias de que puede haber (más) contraofertas (de parte de los bonistas) en los próximos días, la negociación sigue", sostuvo el Presidente.

"Yo espero que entiendan, tengo mucha firmeza en lo que hemos propuesto. Esta vez tenemos una suerte de aval del FMI. Espero que esta vez entiendan y nos acompañen", sostuvo.

"Nadie quiere caer en default. Tanto no queremos caer en default que hacemos una oferta para no caer en default", dijo el Presidente, sobre la propuesta que, ya se sabe, fue rechazada por los acreedores. En el mercado especulaban con que la propuesta había recibido apenas un 20% de aceptación. Aunque el plazo que se había fijado el Gobierno era el 8 de mayo, la Argentina tiene hasta el 22 de este mes para negociar antes de caer en default. Ese día habría que pagar US$ 530 millones que se vencen.

Fernández justificó las condiciones de la oferta que finalizó. Dijo que era "una oferta en la que los acreedores no pierden, solamente ganan menos. En un mundo que se ha dado vuelta, ganan. ¿Y cuánto menos ganan? Podés medirlo de dos formas: el capital que se les debe prácticamente queda intacto, con una quita del 5%. En los intereses, uno ahí dice la quita es sustantiva. Porque la tasa promedio de esos intereses del total de bonos que se está reprogramando da 7 puntos y pico, y lo estamos bajando a un promedio de 2 puntos. Pierden cinco puntos de intereses, pero pagamos dos puntos en un mundo que paga cero", remarcó el Presidente.  La deuda a canjear alcanza los US$ 68.842 millones.

"Hace un par semanas tuve una larga charla con Jeffrey Sachs y él me decía: 'No te preocupes tanto por el default porque el mundo está en default, porque no vas a ser el único que entre en default'. Y le decía que yo no quería caer en default, es algo que nadie quiere", afirmó Alberto Fernández.

Fernández recalcó que la propuesta "guarda en un 100 por ciento el criterio de sostenibilidad que el FMI ha propuesto. Y, sobre los bonistas, dijo que "esto es una negociación con personajes singulares".

"La economía del mundo se ha paralizado y por paralizada se tuvo que dar vuelta. Es una economía donde los porcentajes de deuda europeos impactan, Europa en dos meses aumentó casi 30 puntos su deuda externa. En países como Italia, España, Grecia todos tienen deudas superiores al 110% de su PBI. ¿Por qué no le va a pasar a la Argentina si le está pasando a todo el mundo?", afirmó el Presidente.

Críticas a los bancos

Fernández criticó a los bancos: "Toda mi vida he dicho que el sistema financiero argentino es un extraño sistema que le presta plata al que no la necesita. Le presta plata a los que le sobra plata y a los que no la tienen, a esos le ponen tantos reparos que nunca pueden llegar a un crédito. Hemos sacado una serie de instrumentos para evitar esto".

"Con Martín (Guzmán) y Miguel Pesce, venimos hablando hace dos semanas para ver qué presión podemos ponerle a los bancos para que presten, porque les hemos liberado encajes para esos fines y no lo hacen. Empezamos con Martín y Miguel un trabajo para que podamos dar una oferta de inversión de títulos públicos del Estado en pesos. Nos fue muy bien el jueves (en el cambio de Letes en dólares por títulos en pesos), tuvimos una demanda cuatro veces superior a lo que estábamos ofertando. Ese es el camino inclusive también para terminar con las Leliqs porque este sistema de que los bancos se financien con el Banco Central y hagan negocios financieros con el BCRA es incomprensible, es mi gran obsesión: terminar de una vez y para siempre son las Lebacs, Leliqs, y todo el sistema de Letras de Tesorería que pretendían sacar la plata por la emisión desmedida, y finalmente terminaban pagando intereses cuantiosos a los bancos que es incomprensible. En eso estamos trabajando", afirmó Fernández.

Y se comparó con un jugador de ajedrez: "Por momentos me siento un jugador de ajedrez, los grandes maestros que hacen las simultáneas y juegan 20 partidos al mismo tiempo. Me siento así, que salto de la deuda a los bonos, de los bonos a la pandemia, de la pandemia a la educación, de la educación a los jubilados".

Los empresarios y el Jockey Club

A su vez, el presidente se refirió a los empresarios nucleados en la Asociación Empresaria Argentina y el comunicado sobre la deuda. "Lo veo como una cuestión psicológica de nuestros empresarios. Es como la desesperación de pagar la cuota del Jockey Club ante el temor de que nos suspendan como socios en el Jockey. ¿Para qué quiero entrar en el Jockey si no puedo pagar la cuota? Y ellos actúan así".

"Si yo les pago cualquier precio (a los bonistas) no vamos a comer nosotros", indicó.

Fuente: Clarín

Lo más leído