WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

Wali Iturriaga, el creador de “La Jennifer” y “Cachilo”, que la rompe en redes sociales

La paraguaya y el villero correntino son furor. De hecho, ya cuenta con más de 2 millones de seguidores. La historia de este profesor de fitness que sacó a la luz sus dotes actorales.

Las imitaciones y la creación de personajes eran un juego, una diversión entre amigos para Wali Iturriaga. Su vida pasaba por atender un gimnasio de fitness en su Corrientes natal.

Sin embargo, esos dotes adquiridos con el tiempo en sus clases de actuación e incorporados a sus genes (su madre es escritora y su padre un aficionado de la música) comenzaron a surgir poco a poco.

La potencia de las redes sociales y su talento natural hicieron el resto. Hoy, con “Cachilo” y “La Jennifer”, Wali la rompe en las redes sociales, llegando a tener más de 2 millones de seguidores.

“Es todo una locura y se dio de golpe. Hace 20 años que me dedicó al fitness, pero jugando hace alrededor de dos años, surgió Jennifer. Ya antes, era popular en mi zona con un personaje que se llama Cachilo, que es un villero correntino. Pero Jenni me cambió la vida. Fueron meses muy intensos en los que, incluso, me vine a vivir a Buenos Aires”, explicó hoy en diálogo con el programa Tal cual es, que conduce Fernando Quiroga.

“Jenni habla de muchos temas, pero siempre desde el respeto. Nunca digo una mala palabra, porque sé que las redes sociales son visitadas por muchos chicos. Por suerte, se ha formado una comunidad muy linda, con 2 millones de seguidores en Facebook y alrededor de 500 mil en Instagram”, agregó.

Sus personajes hablan de situaciones cotidianas y hoy, por supuesto, el tema central es el coronavirus y la cuarentena. Eso le generó algunas discordias, sobre su posición política, aunque él se encargó de aclarar su postura.

“Hoy en día, hay que dejar las guerras políticas y respetar a quien está de presidente. En mi caso, juego desde el humor, pero no estoy de un lado ni del otro. Mi idea es hablar de lo cotidiano y de todo lo que va pasando con las noticias”, dijo.

El éxito no obnubiló a Willi, quien no olvida sus raíces. De hecho, desde hace varios años trabaja en un merendero que atiende las necesidades de los barrios más humildes de su ciudad natal.

“Siempre tenía la idea de hacer algo en Corrientes, donde lamentablemente hay muchos barrios pobres. Cuando empezó a viralizarse Cachilo, me disfracé y me metí en muchos de esos sectores para empezar a hablar con esa gente que no la pasa bien. Ahora tenemos un merendero que se llama Los Cachilitos y en los últimos tres o cuatro meses conseguimos 300 sillas de ruedas posturales y las mandamos a todo el país”, relató.

Escuchá la nota completa:

Lo más leído