WhatsApp de Publicidad
Seguinos

hacinamiento en cárceles

Por el Coronavirus, analizan excarcelar a presos mayores de 65 años

El Servicio Penitenciario bonaerense está en alerta frente al gran número de casos que se vienen registrando de la enfermedad en Buenos Aires.

La càrcel de Villa Floresta podría ser alcanzada por dicha medida.

La posibilidad de que el coronavirus se expanda entre la hacinada población carcelaria de la Provincia genera inquietud en distintos ámbitos del Gobierno y la Justicia bonaerense, donde algunas voces ya plantean la necesidad de otorgar medidas de arresto domiciliario para los detenidos mayores de 65 años, un grupo considerado de alto riesgo.

La posibilidad es analizada en distintos ámbitos. Concretamente, trascendió que el Procurador General Julio Conte Grand podría avanzar con la firma de una instrucción a los fiscales para que analicen pedir arrestos domiciliarios con monitoreo electrónico para los mayores de 65 años siempre y cuando sea procesalmente factible.

En el sistema penitenciario bonaerense hay una superpoblación estimada de casi el 100 por ciento. Sobre una capacidad estimada en 25 mil plazas, hay en la actualidad unos 45 mil internos. En ese contexto, que derivó en los últimos meses en protestas y huelgas de hambre en los penales, la irrupción del COVID 19 tendría un alto impacto.

La población bajo la lupa está compuesta por unos 640 presos mayores de 65 años. La Cámara Federal de Casación Penal comunicó a los jueces la necesidad de dar “trámite urgente” a las presentaciones de detenidos que integran este grupo de riesgo”.

Por lo pronto, desde el ministerio de Justicia bonaerense, que tiene bajo su órbita al Servicio Penitenciario, dispusieron un protocolo de contingencia ante la pandemia mundial de coronavirus.

Básicamente, contempla medidas de vigilancia sanitaria y prevención en concordancia con disposiciones del Ministerio de Salud. Habrá restricciones de los traslados y de los ingresos a las unidades penales de personal del Ministerio Público Fiscal, judicatura, defensores y visitas que hayan estado en países afectados por la pandemia o en contacto con personas que hayan presentado síntomas compatibles con coronavirus.

En el protocolo establecido por el Ministerio de Justicia se dispone que ante la aparición de casos sospechosos habrá aislamiento en las celdas con puerta cerrada y ventilación. Según se estipula, se podrán aislar dos o más pacientes en una misma habitación respetando normas de aislamiento de contacto.

En el SPB se hizo una compra adicional, para sumar a stock existente, de 50 mil unidades de jabón blanco para el lavado de manos y ropa; 40 mil barbijos; 40 mil cajas de ibuprofeno; alcohol en gel para pasillos, comedores y lugares de ingreso. Todo fue entregado a las unidades penales.

Además, se adquirieron 120 unidasdes de termómetros infrarrojos de última generación (similares a los utilizados en aeropuertos) para tomar la temperatura de los internos.

Ayer por la mañana, en la Unidad 9 de La Plata, más de 25 médicos de la Dirección de Salud Penitenciaria trabajaron en un operativo especial para controlar el ingreso de visitas.

Fuente: El Día.

Lo más leído