WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Otro femicidio

Paraná: encuentran el cuerpo de la joven desaparecida que había denunciado a su ex

Fátima Acevedo era intensamente buscada desde hace más de una semana. Había denunciado gravísimos hechos de violencia de género.

En el Día de la Mujer llegó la peor noticia en la capital entrerriana: en el interior de un aljibe apareció sin vida el cuerpo de Fátima Acevedo, una joven mujer que era intensamente buscada desde hace más de una semana y que había denunciado gravísimos hechos de violencia de género en los meses anteriores.

Por esto último, el esposo, Jorge Martínez, de 35 años, había sido detenido preventivamente, cuando ya Fátima se había ido a vivir a la Casa de la Mujer, un hospedaje que pertenece a la Municipalidad de Paraná. Eso fue luego de una de las tantas reacciones violentas de Martínez.

La ciudad estaba en vilo por la suerte de la mujer, que era buscada en rastrillajes por las fuerzas policiales, mientras la prensa daba cuenta de la tremenda historia de violencia que Fátima Acevedo dejó asentada en denuncias judiciales y policiales.

Según las mismas, el 31 de enero Martínez intentó arrojarle ácido en la cara y la amenazó con una cuchilla. Fue ahí donde la Justicia decidió fijar una medida de restricción de acercamiento, que Martínez desoyó.

El 11 de febrero, Fátima denunció ante el Poder Judicial que su esposo merodeaba la casa de hospedaje municipal.

El 2 de marzo, una amiga de Fátima denunció su desaparición, y al día siguiente la Policía allanó la vivienda de Martínez, lo detuvo y secuestró elementos en busca de pruebas.

Sobre el lugar donde hallaron el cuerpo de Fátima, las autoridades indicaron que “estaba en un pozo de 18 metros de profundidad”. La autopsia se realizará mañana a primera hora.

El peritaje sobre el celular de Martínez permitió conocer una presunta cortada, en la que él buscaba simular el secuestro de Fátima por parte de una banda de gitanos y también que había conseguido un trabajo con casa para ir con el hijo que tenían en común.

Todo eso quedó registrado en el programa de notas, como borrador, en el propio celular de Martínez, al que le había cambiado el chip.

(Fuente: La Nación e Infobae)


Lo más leído