WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo la brujula 24

Asegura que un policía lo amenazó: “No sabés lo que te va a pasar”

Le desvalijaron la casa de República Siria 2100. Relató el altercado que mantuvo con el efectivo cuando estaba radicando la denuncia en la comisaría Séptima.

Aníbal dialogó esta mañana con LA BRÚJULA 24.

Aníbal tiene más de un motivo para estar indignado. Volvió a ser víctima de un hecho de inseguridad en el interior de su vivienda ubicada en República Siria al 2100 y, en esta ocasión, se llevó la desagradable sorpresa del mal trato que, según denuncia, sufrió en el interior de la Comisaría Séptima.

En diálogo con el programa “Tal Cual Es” que se emite por LA BRÚJULA 24 y en la puerta de la vivienda que fue blanco de los delincuentes, hizo un pormenorizado relató del calvario vivido.

“El miércoles a la noche llegamos a casa a las 22 y nos encontramos con la puerta trabada del lado de adentro y tuvimos que entrar por el garaje. Se llevaron todo menos los televisores. Había dinero, cuatro notebooks, dos tablets, dos netbooks, una filmadora, anillos y elementos de mi señora y mis hijas”, detalló, en el comienzo de su testimonio radial.

Y sostuvo: “Se llevaron todo lo que tenía de mi empresa de cronometraje. Es la segunda vez que me ocurre y entraron por el mismo lugar e hicieron el mismo recorrido. En el robo anterior yo no estaba en Bahía, cuando volví a la ciudad a los tres días Científica nunca vino. Hice la exposición policial y a las 24 horas cerraron la causa”.

“Esta vez vinieron enseguida, convocaron a peritos y a los 15 minutos estaban acá levantando huellas. Ayer fui a hacer la denuncia a la Séptima y una señorita se puso a hablar por teléfono y me dejó colgado. Vino otra chica y me dijo que había cosas más importantes que las mías”, destacó en otro segmento de la entrevista.

Y fue allí cuando la situación se desbordó: “Luego salió otro policía que me dijo que le estaba gritando en su casa. Yo estaba seguro que no había levantado la voz. Me trató de maleducado, se me paró cara a cara y me dijo ´vos hacé lo que tengas que hacer, pero ya sabés lo que te va a pasar´. Le pregunté nombre, apellido y cargo, pero no me lo suministró”.

“Me acerqué a la Departamental fui atendido por el segundo jefe de Petrizán, que habló con Sandoval, el cual le dijo que tenía conocimiento de que había existido una discusión pero no sabía de los pormenores de la pelea, cuando en realidad creo que él mismo estaba presente en ese momento por la descripción que me hicieron de él”, se lamentó.

Por último, Aníbal, con suma indignación, reflexionó: “Hasta me ofrecieron hacer una rueda de reconocimiento para ver quién era el uniformado. Me siento un pelotudo. Si se equivocó, puedo aceptar sus disculpas”.


Lo más leído