WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Crimen en Villa Gesell

Los acusados filmaron el brutal ataque y sabían que habían matado a Fernando

Los discos rígidos con cinco terabytes de datos extraídos de los celulares de nueve de los diez acusados por el homicidio de Fernando Báez Sosa contienen información que, para los investigadores del crimen ocurrido el 18 de enero en Villa Gesell, es tan escalofriante como comprometedora.

Uno de ellos filmó el inicio del ataque, ocurrido a metros de la disco Le Brique. Y otro, cuando la policía ya los buscaba y antes de ser detenidos, urgió a los demás, dentro del grupo cerrado de WhatsApp que compartían, a llamarse a silencio, porque ya sabían lo que habían hecho. "No escriban más que lo matamos", fue el mensaje, que complica aún más la situación de los diez detenidos.

El abogado de la familia de Báez Sosa, Fernando Burlando, confirmó la existencia del video: "Es el hallazgo más insultante a la vida, el grado de compromiso, el peso de la prueba es tan fuerte, que estamos en condiciones de llegar a una audiencia de debate ya", señaló, en diálogo con el canal de noticias TN.

"En la grabación se escuchan gritos de 'pegale' y 'matalo'. En un momento la filmación se corta. Todo hace suponer que se deja de grabar cuando el dueño del teléfono se suma a la golpiza", explicaron fuentes de la investigación.

Además de aquellos hallazgos, los peritos no podían salir de su asombro tras el primer análisis de la información obtenida de los teléfonos celulares secuestrados al grupo acusado de haber atacado y asesinado a Fernando Báez Sosa en Villa Gesell. Entre la gran cantidad de datos recopilados, los especialistas de la División de Operaciones Técnicas de la Agencia Regional de la Policía Federal, con sede en Mar del Plata, descubrieron cargadas y memes contra Pablo Ventura, el remero que había sido detenido en Zárate -según se presume, porque los otros imputados lo señalaron falsamente como partícipe del crimen- y que, al demostrar que no había estado en el balneario cuando ocurrió el homicidio, recuperó la libertad.

Calificadas fuentes de la investigación dijeron: "Llamó mucho la atención la gran cantidad de cargadas que había hacia Ventura. Algunas eran de hace tiempo".

Este dato confirmaría la animosidad del grupo de detenidos para con Ventura, que a pesar de que no tenía nada que ver con el homicidio de Báez Sosa pasó cuatro días preso.

"Esto no les va a salir gratis porque mi pibe estuvo en cana", había dicho el padre del joven remero, José María Ventura, al adelantar que demandará a quienes señalaron falsamente a su hijo como supuesto partícipe del conmocionante crimen ocurrido el 18 de enero pasado en Villa Gesell.

Según se sospecha, Ventura habría sido inculpado por alguno de los integrantes del grupo de amigos cuando fueron detenidos en la casa que alquilaban en la zona norte del balneario de la costa atlántica.

Fuente: La Nación

Lo más leído