WhatsApp de Publicidad
Seguinos

internacional

Tensión entre EEUU e Irán tras el asesinato de un alto general islámico

El Pentágono lanzó la operación aérea que acabó con la vida del comandante Qassem Soleimani. Teherán prometió "venganza".

El comandante de la Fuerza Quds de Irán, Qasem Soleimani, murió en un ataque estadounidense.

El brazo derecho del guía supremo de Irán, el ayatolá Alí Jamenei, Qassem Soleimani, quien también era el hombre más poderoso dentro de la estructura militar de ese país, murió en la madrugada de este viernes (hora local) junto a otras siete personas en un bombardeo estadounidense a un convoy que se encontraba en las inmediaciones del aeropuerto de Bagdad, según confirmó el Pentágono.

El secretario de Defensa, Mark Esper, confimó que el Pentágono lanzó la operación aérea que acabó con la vida del comandante Soleimani porque estaba desarrollando "planes activos" para atacar a las tropas y diplomáticos estadounidenses.

En un comunicado el Pentágono señaló que la muerte de Soleimani, líder del cuerpo de élite Quds, de la Guardia Islámica Revolucionaria, designado como una organización terrorista, se trataba de una "acción defensiva" para proteger al personal de Estados Unidos en el extranjero.

Varios medios estadounidenses, citando a oficiales del Pentágono, afirman que el presidente Donald Trump autorizó la operación que acabó con la vida del importante líder militar iraní.

Por el momento Trump no se ha pronunciado, pero poco antes de que el Pentágono confirmara que EEUU había llevado a cabo el ataque aéreo, el mandatario publicó una bandera estadounidense en la red social Twitter.

Estas muertes suponen un punto crítico para Oriente Medio y se prevé que provocarán represalias severas contra los intereses estadounidenses en la región por parte de Irán y las fuerzas a las que apoya.

El Pentágono advierte que si continúan ataques contra intereses de Estados Unidos, Irán lo "lamentará" y ha ordenado a su personal diplomático en Irak a irse "en avión mientras sea posible", ya que el bombardeo tuvo lugar en el aeropuerto de Bagdad, o "hacia otros países por vía terrestre".

Cómo fue el ataque

El general Soleimani se encontraba en un convoy de dos autos que fue impactado por al menos tres misiles disparados contra el Aeropuerto Internacional de Bagdad.

Los cohetes impactaron cerca del ala de carga de una terminal, informó Security Media Cell, encargada de difundir información sobre la seguridad iraquí.

Horas antes el viernes, un funcionario de las Fuerzas de Movilización Popular dijo que siete personas murieron por un misil que cayó en el aeropuerto internacional de Bagdad, y culpó de ello a Estados Unidos.

Un responsable militar estadounidense citado por AFP dijo que Soleimani murió por "un tiro de precisión de un dron".

Quiénes murieron en el bombardeo

La principal víctima del bombardeo fue el general Qassem Soleimani, líder del cuerpo de élite Quds, de la Guardia Islámica Revolucionaria, designado como una organización terrorista por Washington.

El Pentágono acusa a Soleimani y a las fuerzas Quds de ser responsables "de la muerte de cientos de estadounidenses y miembros de la coalición y de haber herido a otros miles".

"Él orquestó los ataques contra las bases de la coalición en Irak en los últimos meses incluído el ataque del 27 de diciembre, que acabó con personal estadounidense e iraquí muerto y herido", añadió el departamento de Defensa. "El general Soleimani también aprobó los ataques contra la embajada estadounidense en Bagdad de esta semana".

Las milicias chiíes iraquíes Fuerzas de Movilización Popular (FMP), apoyadas por Teherán, también denunciaron que en el bombardeo murió su vicepresidente, Abu Mahdi al Mohandes, está entre los fallecidos.

Dos representantes de las FMP dijeron que el cadáver de Soleimani quedó destrozado en el ataque y que no encontraban el de Al Mohandes. Un político de alto rango dijo que el cuerpo de Soleimani fue identificado por el anillo que llevaba.

Autoridades iraquíes indicaron que murieron otras cinco personas, incluyendo el jefe de protocolo de las FMP en el aeropuerto, Mohammed Reda.

Teherán promete "venganza terrible" contra EEUU

Tras el ataque en el que murió Soleimani, el presidente de Irán, Hasan Rohani, prometió venganza por el "horrible crimen" cometido por Washington.

"No hay ninguna duda sobre el hecho de que la gran nación de Irán y las otras naciones libres de la región se vengarán por este horrible crimen del criminal Estados Unidos", declaró Rohani en un comunicado publicado por la página web del gobierno.

Horas antes, el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohamad Javad Zarif, advirtió sobre una "escalada extremadamente peligrosa e imprudente".

"Soleimani se ha reunido con nuestros hermanos mártires pero nuestra venganza contra Estados Unidos será terrible", reaccionó, también en Twitter, Mohsen Rezai, un exjefe de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de la república islámica.

"Una reunión extraordinaria del consejo supremo de seguridad nacional tendrá lugar dentro de unas pocas horas para examinar el ataque mortal al vehículo del general Soleimani en Bagdad, que lo condujo al martirio", anunció el portavoz de este organismo de seguridad en Irán, Keyvan Koshravi, citado por la agencia Isna.

También el guía supremo de Irán, el ayatolá Ali Jamenei, se comprometió este viernes a "vengar" la muerte del general Soleimani.

"El martirio es la recompensa por su incansable trabajo durante todos estos años (…) si Dios lo quiere, su obra y su camino no se detendrán aquí, y una venganza implacable espera a los criminales que se han llenado las manos con su sangre y la de otros mártires", dijo el ayatolá Jamenei en su cuenta Twitter en farsi.

Teherán convocó este viernes a un responsable de la embajada de Suiza, que representa los intereses de Estados Unidos en Irán a falta de relaciones diplomáticas entre los dos países.

El Congreso no fue notificado

Legisladores estadounidenses manifestaron que no fueron informados con antelación del ataque ordenado por el presidente Donald Trump que mató al poderoso comandante militar iraní.

El presidente del Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, Eliot Engel, señaló en un comunicado que dicho ataque "siguió adelante sin notificación o consulta con el Congreso".

Engel, sin embargo, pareció avalar la acción al indicar que Soleimani fue "el cerebro de una inmensa violencia" que tiene "la sangre de los estadounidenses en sus manos".

Pero el representante demócrata subrayó que "impulsar una acción de esta gravedad sin involucrar al Congreso plantea serios problemas legales y es una afrenta a los poderes del Congreso como una rama del gobierno de igual rango".

En contraste, el el principal republicano de la Cámara de Representantes, Kevin McCarthy, dijo: "En una muestra de resolución y fuerza, golpeamos al líder de los que atacan nuestros territorios soberanos de Estados Unidos".

Y el senador Lindsey Graham tuiteó: "El precio de matar y herir a los estadounidenses acaba de subir drásticamente".

¿Celebran en las calles?

No todas las reacciones al ataque fueron de condena o crítica. Decenas de iraquíes que protestan desde hace más de tres meses contra el gobierno y su aliado iraní cantaban y bailaban el viernes por la mañana en la plaza Tahrir de Bagdad, dijo la AFP.

"Qasem Soleimani, la victoria divina llegó", gritaban estos manifestantes, en alusión al poderoso general iraní muerto en un bombardeo estadounidense en la capital iraquí. "Dios vengó la sangre de los mártires", dijo a la AFP uno de los manifestantes.

El secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, subió un video a Twitter en el que, según él, se ven iraquíes "bailando en la calle".

"Iraquíes bailando en las calles por la libertad; agradecidos de que el general Soleimani ya no está más", escribió Pompeo, acompañando un video en el que se ven lo que parece ser gente corriendo por una calle con banderas de Irak.

Fuente: Univisión.

Lo más leído