WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La travesía partirá el lunes

Es bahiense, luchó en Malvinas y ahora viajará en velero a la Antártida

Nilo Navas, junto a otros tripulantes de nuestra ciudad, tiene previsto cruzar a vela el peligroso Pasaje de Drake y llegar a la Base Esperanza, donde funciona una escuela.

El bahiense Nilo Navas, uno de los sobrevivientes del hundimiento del "Crucero General Belgrano" durante la Guerra de Malvinas, iniciará una travesía en velero a la Antártida Argentina el próximo lunes junto a otros cuatro tripulantes, dos de ellos bahienses y uno de Punta Alta.

Navas, integrante de la "Fundación Malvinas Argentinas", tomó contacto hoy con el "Galileo", una la embarcación de 11 metros de largo, con la que emprenderá semejante travesía.

Navas, líder de la expedición y dueño del barco, será acompañado por el capitán Andrés Antonini (Puerto Belgrano), el piloto Damián Galera (Bahía Blanca, el patrón navegante Matías Miguez (Bahía Blanca)y el contramaestre Mario Monserrat (Mar del Plata).

"El desafío de nuestro grupo es cruzar navegando a vela el peligroso Pasaje de Drake (de unos 1200 kilómetros de extensión). Es una empresa muy difícil, pero que creemos que podemos conseguir", le mencionó Navas a LA BRÚJULA 24, directamente desde Ushuaia.

El grupo planea llegar a varias bases antárticas, entre éstas la "Base Esperanza" donde funciona la escuela provincial 38 "Presidente Raúl Alfonsín", dependiente del gobierno de Tierra del Fuego y considerada la más austral del país.

"Es un proyecto que venimos planificando desde hace tres años y que tuvo campañas intermedias, cada vez con mayor complejidad. Venimos con una gran expectativa y con la misión de seguir dejando un mensaje de rearmación de la soberanía argentina en todo su territorio bicontinental", mencionó el veterano de guerra.

"La escuela tiene actualmente 14 alumnos. Son hijos de la gente que trabaja en las bases antárticas. Son chicos que van desde el jardín de infantes hasta la escuela secundaria. Les llevaremos mercadería, libros y muchas otras cosas", explicó.

El velero tiene previsto partir el lunes, si las condiciones meteorológicas lo permiten.

"Vamos a tardar entre cuatro y cinco días para cruzar el Drake ya que nuestra velocidad es de unos 8 kilómetros por hora. Tenemos que navegar siempre de día, porque hay que cuidarse de los hielos flotantes y de los temporales", relató Navas.

También visitarán otras bases extranjeras como Machu Picchu, Artigas, Castilla, las cuáles se encuentran de paso. Para eso, ya tramitaron los permisos respectivos.

"Se requiere de mucha logística. Hay que tener todo preparado y no se puede dejar nada librado al azar. Llevamos dos o tres unidades de cada repuesto. Imaginate que tenemos previsto volver a fines de enero", remarcó.

Navas es el ideólogo de esta travesía. Sabe que es una empresa dura, pero siempre busca nuevos desafíos.

"Lo primero que hice fue rodearme del mejor equipo. Todos tienen que estar capacitados y preparados para vivir momentos muy difíciles. Los temporales son duros, pero pasan y se transforman en anécdota. En uno de los viajes nos agarró una tormenta que nos tiró 35 kilómetros para atrás. Para nosotros es casi un día perdido", comentó.

"El barco no se va a hundir. Es un corchito que siempre flota. Lo fundamental es estar bien de la cabeza. Y cuando se ponga duro, preparar algo rico para comer, preparar mate y distraerse para pasar el mal rato", completó.

La previa

El bahiense ya ha realizado otras navegaciones que le han servido como previa a este gran desafío.

El 14 de enero del año último partió del puerto de Ingeniero White y llegó a Isla de los Estados para fundar una biblioteca temática en el mítico Faro del Fin del Mundo, bautizada como "Héroes de Malvinas 1982".

En ese lugar dejaron 150 libros relacionados con temas de soberanía donados por personas de todo el país y del exterior, además de participar de una invocación religiosa realizada por radio desde el rompehielos Almirante Irizar.

En el trayecto enfrentaron temporales con ráfagas de 80 nudos (unos 148 kilómetros por hora), como el que los obligó a guarecerse en la entrada al Canal Beagle, y remolcaron durante 12 horas a otro velero con problemas mecánicos que encontraron a la altura de la provincia de Chubut.

En 2017, Navas y su tripulación fueron protagonistas de otra aventura en el Atlántico Sur, cuando a bordo del "Galileo" llegaron hasta el sitio exacto donde fue hundido el Crucero General Belgrano durante la guerra de Malvinas, y arrojaron al mar una caja con cartas de familiares de las víctimas. También lanzaron al agua una botella con el logo de la Fundación Malvinas y un mensaje escrito en español e inglés, que rinde honores a los soldados que perdieron la vida durante el conflicto bélico con Gran Bretaña.

(Fuentes: LB24 y Agencia Télam)

Lo más leído