WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Una historia emocionante

De cartonera a enfermera: "Ojalá mi ejemplo sirva para que muchos chicos estudien"

María Alejandra García trabajó desde los 12 años y el pasado viernes completó la carrera de enfermería en la UNS. "Cuando lográs lo que te propusiste, te das cuenta que todo lo que viviste valió la pena", cuenta.

Una historia de superación, de valentía y sobre todo de esfuerzo. Con obstáculos, claro, como muchas otras. Y lo mejor del caso, con un final feliz.

María Alejandra García trabajó desde que tenía 12 años. Limpió bares, repartió volantes, fue cartonera con su papá y cuidó chicos. Todo eso mientras asistía a la escuela como cualquier otro nene de su edad.

Trabajar desde tan pequeña fue la manera que encontró para tener su propia plata en el bolsillo, teniendo en cuenta que en su casa, el único ingreso era la pensión por discapacidad que cobraba su padre. Para colmo, en su casa, eran cinco hermanos, y había muchas bocas que alimentar.

El último viernes, y después de mucho sacrificio, Maru rindió su último final y se recibió de enfermera en la Universidad Nacional del Sur.

"Vivo en Villa Caracol desde los 3 años y no tengo planes de irme", mencionó García, en comunicación con el programa Deberías Saberlo, de LA BRÚJULA 24.

La joven de 24 años aseguró que siempre le gustó estudiar y que durante su trayecto anduvo por varios establecimientos, acompañando a sus hermanas.

"Siempre me mantuve al día. Fui a la escuela 11, a la 70 en Loma paraguaya, a la 37, a la 60 y finalicé en la Media N° 5. Iba a trabajar a la mañana y después iba a la escuela", comentó.

En 2013 y tras finalizar la secundaria, María Alejandra decidió tomarse un año sabático. Fue justamente en ese período cuando falleció su papá, quien no pudo verla iniciar sus estudios universitarios.

El camino para esta joven no fue sencillo. La carga horaria y la exigencia de la UNS, sumado a su actividad laboral, fueron una carga muy pesada de llevar.

"La Universidad es muy dura y no está preparada para gente de bajos recursos como yo. Hay personas que tienen dos trabajos, hijos y que por ahí por perder una materia, termina perdiendo el año entero. Me choqué varias veces contra esa pared, pero pude terminar", se alegró.

Los planes de Maru tras las vacaciones serán buscar trabajo e iniciar la licenciatura.

"Esta semana fue una locura. No esperaba que mi historia tenga tanta repercusión", mencionó.

Si bien no quiere ponerse como ejemplo, García le recomendó a los jóvenes que están comenzando una carrera que se apoyen en la gente que los quieren y que no se olviden nunca de las metas que se plantearon.

"Cuando lográs lo que te propusiste, te das cuenta de que todo lo que pasaste valió la pena", reflexionó la joven.

"Ojalá mi ejemplo sirva para que muchos otros jóvenes se animen y se pongan a estudiar", finalizó.

Escuchá su historia completa aquí:


Lo más leído