WhatsApp de Publicidad
Seguinos

denuncian al veterinario

"Me sacó una foto con un loro en mis glúteos para extorsionarme"

Dos mujeres hicieron un minucioso relato del calvario vivido con Alberto Tellarini. "Me mordió la cola y por 15 días no me pude sentar", enfatizó.

Ambas víctimas de Alberto Tellarini visitaron los estudios de LA BRÚJULA 24.

La situación de Alberto Pedro Tellarini, un conocido veterinario bahiense que fuera denunciado en la Justicia, quedó visiblemente comprometida luego de que tomara estado público el relato pormenorizado de dos de las víctimas de abusos y extorsión.

En los estudios de LA BRÚJULA 24, tanto Julieta como Vanesa expusieron el calvario, en medio de tanto dolor y con varios puntos coincidentes respecto al accionar de Tellarini, quien en un breve contacto con este medio, se mostró sorprendido por la acusación y prefirió guardar silencio.

"Todo comenzó cuando llegué a la ONG Puedes Volar, que ayuda a pájaros que se encuentran en la calle o lastimados. A este señor lo conocía de otra ONG. Amo las aves y tengo experiencia en asistirlos y liberarlos. En la primera impresión, es la persona más simpática y más caballero del  mundo. Luego te vas dando cuenta que es un psicópata", sostuvo una de las víctimas del profesional.

Y en su charla con el periodista Germán Sasso recordó: "Me invitó a tener una relación, sabiendo que no soy heterosexual. Ahí empezó un largo camino de dos meses donde hubo maltrato verbal, me hizo plantar marihuana. Yo pensé que era un helecho y me amenazó con que no lo denuncie. Sin mi consentimiento, me mordió en la cola y en el brazo, durante una relación con él. También me agarró del cuello. Me decía que a mi me gustaba que me peguen".

"En la primera relación que tuve con él, yo deliraba. Algo hizo para que yo esté en ese estado, no sé si me drogó pero me dejó encerrada en el patio de la veterinaria, un atardecer frío y durante una hora. Yo gritaba para que me abra la puerta. Lo que más bronca me da es que me sacó una foto sin mi consentimiento adentro de la veterinaria. Él tenía un gato al que le dio una patada y lo dejó tiritando en la casa de al lado", sostuvo Vanesa.

Además, contó: "Lo ves y es un santo, pero a medida que te involucrás, hace cosas sin tu consentimiento. Me fue destratando cada vez más, hasta que un sábado 11 de septiembre me dijo 'tengo que salir', yo le dije que me quedaba con los pájaros y tuve que escuchar y presenciar gemidos con una mujer con la que tuvo relaciones sexuales mientras yo estaba en el patio. Lo hizo por dos horas. No es cuestión de celos, pero es una falta de respeto".

"Yo fui abusada sexualmente. Más allá de que sea o no lesbiana, hay detalles que vivimos en la intimidad que no fueron normales. Ocurrieron en la veterinaria y en la casa. Acá hubo maltrato, destrato, sadismo, pero fundamentalmente contra los animales porque hay falta de higiene y en las heladeras hay ratas blancas congeladas que les da a las aves", reveló, visiblemente molesta sobre las conductas de Tellarini.

Y marcó uno de los aspectos que más fastidio le provocó: "A mi me sacó una foto tremenda para extorsionarme, adentro de la veterinaria y con animales. Me da mucha vergüenza contar pormenores de esa imagen. Los detalles de esos dos meses fueron escabrozos, infernales, una pesadilla". 

"Por la mordida en el glúteo no me pude sentar durante 15 días, eso no es algo consentido. Él tenía la costumbre de, cuando yo estaba arreglando una jaula, meterme el dedo en mis partes íntimas, me daba nalgadas. Soy una persona respetuosa que cuando lo conocí lo trataba de usted", enfatizó.

Luego de admitir que supone que la drogó con un mate, brotó en cólera "(Tellarini) es un psicópata de mierda. Es un sorete. Sabe quién soy yo, se cansó de decirme que soy mala. Le saqué la mugre y el olor a mierda de su veterinaria y lo hice por sus animales. Mete pájaros con viruela. Quise cagarlo a trompadas porque no soy la chica más femenina del mundo, pero soy mayor".

La otra denunciante

"Mi experiencia con este hombre no fue buena. Le llevé una paloma que encontré, él la recuperó. En ese lapso me distancié de quien era mi pareja y ahí fue cuando empezó a escribirme para que nos veamos porque tenía cierta admiración hacia él".

"Hasta ahí todo bien, parecía un hombre encantador. Después hubo prácticas que no me gustaron. Fue breve, tres o cuatro veces. Lo que yo presenté en la denuncia no es algo normal en una pareja. Él me extorsionaba al enterarme de que había otras mujeres que la estaban pasando igual o peor que yo".

"Me mandó un video con él, en la que yo estaba en una situación en la que no estaba consciente. Me quiso extorsionar también con una foto,en la que está su loro Cacho, en la imagen estaba un loro en mis glúteos. Yo ni siquiera me había dado cuenta de esa situación hasta que me envió la imagen".

"Todas las chicas me refirieron que las extorsionan con fotos. A mi me dijo ´mirá lo que tengo´ y me pidió que no me enojara. Él participa en eventos donde hay niños, esa es mi preocupación".

Lo más leído