WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En el Teatro Gran Plaza

Tierna historia de amor: con la sala llena, le pidió casamiento a una bailarina

José Ignacio González Casali aprovechó la gala de fin de año del Ballet del Sur para arrodillarse ante Andrea Petrini y proponerle matrimonio. "Sí, obvio", respondió ella y la sala explotó de aplausos.

Una aplicación de citas los unió hace ya cinco años. Ambos venían de cerrar historias anteriores, pero después de varias horas de chat y un par de encuentros, decidieron darle otra oportunidad al amor.

Ella es bailarina clásica y durante muchos años integró el Ballet del Sur. El es abogado, aunque el arte siempre ocupó un lugar en su corazón.

El último sábado, y ante cientos de personas en el Teatro Gran Plaza, José Ignacio González Casali decidió dar un paso más en esta tierna y dulce historia de amor: tomó el micrófono, se arrodilló, sacó el anillo de compromiso y le pidió casamiento a Andrea Petrini.

"Siempre tuve en mente pedirle matrimonio, pero quería que sea un momento especial", le contó González Casali a la redacción de LA BRÚJULA 24.

El lugar, el momento, el escenario y el marco eran los ideales. Él se despedía como Coordinador de los Organismos Artísticos del Sur. Para ella era la gala de despedida, ya que junto con Carolina Basualdo, se jubilarán del mencionado ballet.

"Era mi despedida y la suya también. Estaban todos nuestros amigos y familiares mirando el momento. Así que ni lo pensé, agarré el micrófono y me mandé. En ese momento me salió natural, pero ahora que lo pienso me da un poco de vergüenza", relató.

Según José Ignacio, Andrea le cambió la vida para siempre.

"Ella es mi complemento", dice emocionado, mientras relata que más allá de provenir de una familia con artistas plásticos y de tomar clases de teatro, en este tiempo de relación y movilizado por ella, se fue involucrando en diferentes organismos relacionados a la danza y el arte.

"Primero me enamoré de ella y después del arte y de la danza. Así fue que me metí en la Asociación del Ballet del Sur primero y después terminé siendo coordinador de ella, del coro y la orquesta provincial", mencionó.

"A partir que la conocí, cambié como persona. A algunos les llega el amor y a otros tal vez no. A mí se me dio y creo que tuve mucha suerte de que se haya cruzado en mi camino", cuenta.

El casamiento podría ser el año que viene. "Tenemos parientes fuera del país y tal vez lo hagamos coincidir con las Fiestas", completó José Ignacio.

Las personas que pagaron la entrada para ver la gala de ballet, jamás se imaginaron que, además, serían testigos de uno de los momento más trascendentes en la vida de la bailarina y el abogado.

La emoción, el aplauso del público y el "Sí, obvio" de Andrea fueron el cierre perfecto para esta historia que seguramente escribirá muchos otros capítulos en los próximos meses.

Lo más leído