WhatsApp de Publicidad
Seguinos

plan verano

La idea del próximo gobierno para reactivar el consumo desde el primer día

El gabinete económico ejecutará un programa tendiente a inyectarles pesos a los bolsillos de la gente para salir de la recesión.

Alberto Fernández dio a conocer los nombres de su nuevo gabinete económico.

Poner plata rápido en los bolsillos de jubilados y pensionados, asalariados del escalón más bajo y los empleados públicos de menor rango será el primer objetivo del presidente electo, Alberto Fernández, apenas asuma en el poder, bajo la meta de calentar el consumo en un escenario de fuerte recesión, lo que ya empieza a sonar como "Plan Verano".

Así lo anticipó al presentar a su Gabinete y esquivar, como pudo, los detalles de la renegociación de la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que, según reveló, comenzó "hace semanas" y sobre la cual dijo estar "satisfecho en la forma que evoluciona".

Su gobierno, que heredará una deuda de más de 45 mil millones de dólares sólo con el FMI, buscará postergar vencimientos de capital e intereses por al menos dos años, para lograr encaminar la situación económica y social.

En este marco, Fernández buscó mantener alta la expectativa de la gente pero sin sobreactuar, cuando advirtió que el gobierno de Mauricio Macri le dejará una "situación financiera penosa", a la vez que pidió que "todos hagan su aporte" para afrontarla, de cara a un escenario económico más que delicado y que será uno de los desafíos más importantes de su gestión.

Sin sorpresas en el anuncio de su Gabinete, el mandatario electo confirmó que depositará la renegociación de la deuda en manos del próximo ministro de Economía, Martín Guzmán, mientras que el ministro venidero de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, será el responsable de tratar de recuperar el alicaído aparato industrial interno.

Guzmán coincide con la idea expuesta por el presidente electo en la conferencia de prensa, ya que considera que el gobierno de Macri tomó deuda a muy corto plazo y que el país no iba a estar en condiciones de pagar. De esta manera, el futuro ministro de Economía sostiene que el problema central que enfrenta el país es la deuda y advierte que si no lo resuelve, no habrá forma de implementar un programa macroeconómico que le permita recuperarse.

Ahora, la pregunta que se hacen en el mercado es si los alrededor de 12 mil millones de dólares que quedarán en reservas del Banco Central servirán para evitar que la Argentina vuelva a caer en default, como hace casi veinte años atrás.

Kulfas, por su parte, deberá lidiar con los formadores de precios, a los que el presidente electo cuestionó con dureza, puesto que "hay sectores que están aumentando precios indiscriminadamente".

Fuente: Diario Popular.


Lo más leído