WhatsApp de Publicidad
Seguinos

batalla de gallos

Un español se consagró campeón en una jornada polémica para los argentinos

En el Wizink Center se vivió la fiesta del freestyle y el español se quedó con el título. Las buenas actuaciones de Wos y Trueno no alcanzaron para los jurados que, en ambos casos, optaron por el mexicano Aczino.

Wos la rompió en su vuelta a las batallas y aunque cayó en octavos, fue uno de los más ovacionados por el público de Madrid.

El frío y la lluvia otoñal madrileña no pudo hacer nada contra la postal idílica y el fuego sagrado que emana el freestyle en la escena del entretenimiento actual. Después de cinco años, España volvió a ser sede de la Final Internacional de Red Bull Batalla de los Gallos, competencia que reunió a 17 mil personas que presenciaron el talento de los mejores freestylers del mundo en el Wizink Center de Madrid en la final de las finales.

¡Y hay nuevo campeón mundial! El local Bnet se consagró como el ganador entre los mejores 16 mejores competidores de habla hispana al vencer al colombiano Valles-T. Aunque claro, en Clarín seguimos de cerca a Wos (Valentín Oliva) y Trueno (Mateo Palacios), por argentinos. Pero también porque el primero de ellos fue el último campeón internacional y era el defensor del título. En tanto, Trueno es el último ganador de la final nacional que se realizó en octubre pasado en el Luna Park.

Y lo cierto es que los dos representantes argentinos brindaron batallas de alto rendimiento, demostrando que la escena local es una de las más fuertes y consolidadas en el mundo del freestyle. Pero no alcanzó para que uno de los pueda llevarse el gran título que ofrece la marca de bebidas energizantes. Y si eso no sucedió es porque ambos raperos tuvieron que enfrentarse ante el temible Aczino, el mexicano, quien es considerado por muchos como el mejor de la historia.

Ya en el sorteo, en el inicio de la extensa jornada, la Internacional de Red Bull arrancó con toda la emoción. Los dos argentinos quedaron del mismo lado de la llave y estaba la posibilidad de que se diera un cruce rápido entre ellos: Trueno quedó emparejado con el cubano Tito MC, pero lo que despertó el primer grito de euforia del Wizink Center fue cuando se dio el esperado cruce entre Wos y Aczino, el superclásico de las últimas dos ediciones internacionales. Aunque esta vez no fue en la final sino en primera ronda. Difícil tarea tuvieron los cinco jurados, entre los que estuvo presente el argentino Dtoke, bicampeón argentino (2013 y 2015) y campeón mundial (2013).

Wow. Sí, el predictivo escribe solo cuando el redactor intenta escribir Wos. Es que después de siete meses, el creador de Canguro y Luz Delito, entre tantos recientes éxitos musicales que sacó, volvió a competir y a mostrar toda su fluídez en la disciplina que lo vio crecer. Wos brindó un show de skills, punchlines y flow en el que reflejó, una vez más, y pese a no competir en el último tiempo, su dominio escénico. Y fue una final anticipada nomás. Al menos así lo vivieron las 17 mil personas, que vibraron ante la mejor batalla de la tarde noche de Madrid. Finalmente después de dos réplicas y con bastante polémica en la decisión del equipo de notables jurados, el mexicano venció y sacó de la competencia al argentino y último campeón.

Así las cosas, Trueno, el hijo del legendario rapero MC Peligro, que en su debut para las competencias de la marca de energizantes ganó la Nacional y el boleto a la Internacional, quedó como único representante de la celeste y blanca. Al menos por un rato. El MC de la Boca, que lució la camiseta Xeneize durante el evento, tampoco pasó desapercibido con su nivel y mostró uno de los mejores flows del momento. Era cuestión de ver si podía cargar con el peso de su condición de favorito de la audiencia para determinar si estaba para ser campeón mundial. Y aunque no pudo, en octavos pasó sin sobresaltos al cubano Tito MC.

Ya en cuartos de final, Trueno tuvo que enfrentarse ante Aczino, que con el plato caliente servido de la polémica tras su batalla con Wos, intentó recuperar la confianza del público que un rato antes había criticado la decisión del equipo de jurados al elegirlo en el cruce de octavos. Y Trueno jugó la carta de la venganza en un punchline que le disparó: "Se la chupa al jurado, lo mismo en España, México, lo hace en todos lados. ¿Decís que tenés a tu país bien representando? Ganando por tongo sos un sobrevalorado". Se tenía que decir y se dijo. Aunque, claro, no alcanzó y Aczino, esta vez, mejor plantado en la batalla, eliminó a otro de los grandes favoritos, convirtiéndose en el verdugo de los argentinos en la gran final.

Final
El español Bnet, que se metió en la Internacional gracias a que Shield Master (República Dominicana) se tuvo que bajar por problemas de visado, aprovechó el lugar y se consagró campeón al vencer a Valles-T en una final reñidísima, en la que hubo réplica. Primero, fue un 4x4 con temáticas con la sorpresa de que hubo un grupo de flamenco tocando en vivo, dándole el marco perfecto a la postal madrileña de la final. Luego, en el 2x2 con temáticas libres, Bnet demostró porque es el mejor en este tipo de disciplinas. Punchlines al ras y preciso dominio de las estructuras para dejar en casa el trofeo.

En las distintas instancias de este campeonato de freestyle de habla hispana, el madrileño, más local que nunca, impuso su poderío de rimas a lo largo de la jornada, aunque no podría haberse coronado sin haber pasado su primera batalla contra el colombiano Carpe Diem, en donde mostró su punto más flojo. Incluso, pudo haberla perdido. Pero pudo recuperar a tiempo su chispa y talento para elaborar las lujosas métricas a las que tiene acostumbrado al público batallero.

Fuente: Clarín


Lo más leído