WhatsApp de Publicidad
Seguinos

habló el abogado

El descargo del Club Universitario tras la grave denuncia de una joven

Rubén Segú señaló que "los boliches bahienses actúan como una suerte de guardería porque los chicos ingresan recontra tomados".

El Club Universitario, donde una joven de 21 años asegura haber sido drogada.

El abogado del Club Universitario Bahía Blanca, Rubén Segú, se expresó esta mañana en LA BRÚJULA 24 respecto a la grave denuncia que realizó una chica de 21 años quien asegura que una mujer con una remera con la leyenda "seguridad" le colocó en la boca una pastilla para drogarla.

"Es un relato que ya escuché varias veces porque es un tema que nos interesa mucho. En este caso se trata de un conflicto que supuestamente se genera con un personal de seguridad, la cual es tercerizada, reconocida a nivel provincial y que tendrá que dar respuesta. Tenemos solo una mujer que trabaja en seguridad en el local", mencionó Segú, en el inicio de su charla con el periodista Germán Sasso.

Y destacó: "Este sistema se implementó con una Ley de 2012 que obliga a tener empresas habilitadas y que casi ningún otro boliche cumple. Si a esta mujer le agarró un ataque de locura y le puso una pastilla a alguien es algo imposible de prever por las autoridades del Club".

"Se hará una investigación interna y avanzaremos sobre todos los frentes posibles. Esta chica declara que a las 3:30 estaba afuera. El Club empieza a recibir gente a partir de las 2 porque por una maldita costumbre los chicos van más tarde. Ella no tuvo tiempo de consumir alcohol dentro del Club, incluso admitió que venía de una previa", manifestó Segú en otro segmento de la entrevista radial.

No obstante, el letrado fue aún más allá: "Nadie va a regalar droga, quien la quiere la vende, tampoco la intención era la del abuso sexual. No es que no le creo a la denunciante, lo que hago es un análisis objetivo, Me parece raro y su relato puede estar teñido por la situación que pasó. Todos los chicos antes de salir consumen mucho alcohol y eso trastoca toda la noche. Son pibes que ni siquiera saben dónde están parados. Prohibir el acceso sería muy traumático porque exige un control a cada uno de los pibes".

"Estos casos nunca van a la Justicia. Lo de este fin de semana fue una denuncia y lo bueno sería que prospere y exista un culpable. Sino todo esto son palabras. No es el primer caso que tenemos y muchos han tenido un desarrollo ridículo. Muchas veces los chicos no tienen culminado su proceso madurativo y que si se pasan de copas no van a reconocer el real problema", teorizó el abogado del Club Universitario.

Además, describió que "actualmente, los boliches bahienses actúan como una guardería porque ingresan recontra tomados. Y cuando salen a las 5 o 6 de la mañana están mucho mejor que cuando entraron. El problema de la venta de estupefacientes es mundial".

"Lo que debe observarse es la actitud que tiene el dueño o quien dirige el boliche. La Comisión Directiva del Club tiene gente de entre 23 y 26 años y conocen la mecánica. A quien se identifica vendiendo o consumiendo droga, se lo excluye y se lo lleva a la Policía que está en la puerta", manifestó Segú.

Y añadió: "La seguridad trata de que siempre haya una persona en el baño controlando porque es un ámbito donde se puede dar consumo. La creatividad de los jóvenes no tiene límites. Todos pasamos por esa etapa. Muchos de ellos tratan de divertirse. Lo que hay que hacer es actuar como una guardería para estar un paso adelante".

"La denunciada tendrá que presentarse y si es cierto tiene una gran responsabilidad. Si no es cierto, el daño será terrible. La chica tiene 21 años, no es una adolescente. Nadie niega la gravedad de la denuncia. Lo que se debe observar es la lógica de la cuestión. Sospecho que la chica no sabe lo que le pasó", subrayó.

Por último, el abogado del local bailable que funciona en avenida Alem 1101 analizó que "todo tiene una causa y en este caso no la encuentro. Tampoco el cargo es contra esta chica. Vivió una circunstancia horrible que creo que la canalizó como pudo. Lo cierto es que hay que estudiar es la prueba".


Lo más leído