WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Paquete de medidas

Un "shock de peronismo", el plan de Axel Kicillof para los primeros 100 días

Buscará encarar políticas para reactivar la economía y el consumo. "Con poca plata habrá que ser imaginativos", dicen en su entorno. Hablan de créditos y del plan "compre bonaerense".

Axel Kicillof diseña un plan para sus primeros 100 días como gobernador bonaerense. Lo traduce como un "shock de peronismo", un paquete de medidas y acciones para mostrar un gobierno "activo, que da soluciones y está presente".

Kicillof, que el 27 de octubre obtuvo 52,3% de los votos, "blindó" el formato y los nombres de su gabinete, pero puso a su equipo a trabajar en el menú de acciones con que quiere debutar como gobernador.

Una prioridad es "atender" las emergencias, en particular los sectores con vulnerabilidades sociales de alimentación y necesidades básicas, agravadas por la crisis económica de los últimos años.

El fin de año es, se sabe, una época sensible en la que suelen aumentar las demandas de asistencia. Organizaciones sociales plantearon que el gobierno bonaerense de María Eugenia Vidal redujo la asistencia y que eso podría generar tensión.

La hoja de ruta de Kicillof apunta a cuestiones específicas como garantizar que las escuelas de verano estén en condiciones para seguir abiertas, se cumpla con el régimen de las colonias de vacaciones y se garantice la "asistencia" básica".

El equipo de Kicillof empezó a "monitorear" las distintas regiones y puso el foco en las zonas que consideran más complicadas. Hay contacto diario con intendentes para estar al corriente de lo que pasa en los territorios.

"No nos va a agarrar desprevenidos", dicen y apuntan que tienen los distintos problemas en el radar y que el fin de año es una época crítica.

Por eso, el gobernador electo quiere mostrar, apenas asuma en La Plata, un "gobierno activo y presente, disponible para escuchar y trabajar", y que encare políticas para reactivar la economía y el consumo.

El scrum de economistas de Kicillof explora acciones porque, afirman, "con poca plata habrá que ser muy imaginativos". Hablan de un plan de créditos accesibles para dinamizar la producción, medidas de "compre bonaerense" y de impulso al consumo.

Aparece ahí una zona gris. La herramienta más usada en los últimos tiempos para mover la economía fueron los planes de descuento ejecutados a través del Banco Provincia. Pero eso, dicen cerca de Kicillof, "dejó en rojo" las cuentas de la entidad bancaria estatal.

Dan un dato: entre junio de 2017 y lo que va de noviembre de 2019, los planes conocidos como 50% por los descuentos en supermercados, tuvieron un costo para el banco de 8.144.653.667 pesos.

"Fue la campaña bonaerense más cara de la historia" dicen cerca de Kicillof.

Y agregan, hacia adelante, cuál puede ser el manejo de ese segmento. "Así no pueden continuar: el Banco asumió todo el costo​ cuando lo lógica era que negociara con las cadenas para que estas pongan algo de su parte", apuntan.

El "shock de peronismo" es un primer movimiento, para la parte inicial del gobierno, entre diciembre y marzo, mientras que el gabinete trabajará programas de mediano y largo plazo que se lanzarán en el segundo trimestre de 2020.

Lo más leído