WhatsApp de Publicidad
Seguinos

La Plata

Golpearon a una Madre de Plaza de Mayo en el robo a un geriátrico

Dos hombres encapuchados y con cuchillos se metieron en el hogar donde residen 30 abuelas. Ataron a dos empleadas y maltrataron a “Coca” Velazco.

La de ayer fue una madrugada de terror para Haydée “Coca” Velazco (91), una reconocida integrante de Madres de Plaza de Mayo que fue atacada a golpes durante un asalto al hogar para ancianos que dirige en 63 entre 153 y 154, en la ciudad de La Plata. Así lo publica el diario El Día.

Además de pegarle a ella y escapar con dinero, los intrusos maniataron a las empleadas. Por suerte, y esto lo rescataron particularmente las víctimas, no lastimaron a ninguno de los residentes del lugar.

“Fue a las dos menos cuarto de la mañana (de ayer jueves)”, arrancó contando Coca: “Cuando entraron dos hombres encapuchados y con cuchillas”.

Los delincuentes ingresaron a través de la ventana de una habitación que da sobre calle 63, en momentos en que tanto ella como los poco más de 30 adultos mayores que residen en forma permanente en esa propiedad, se encontraban durmiendo.

“Sólo estaban despiertas dos empleadas, una enfermera y una auxiliar, como sucede habitualmente para estar atentas a cualquier necesidad de las personas que tenemos alojadas”, reflejó luego.

Fueron precisamente ellas quienes se toparon repentinamente con los intrusos, una de ellas gritó aterrada y provocó que “mi perrita comenzara a ladrar mucho, hasta que me desperté”, citó Coca.

Preocupada por los ladridos, la mujer subió para verificar que no hubiera ningún problema. Pero lo primero que notó es que las empleadas no estaban: “Las habían atado de pies y manos en el lavadero, donde las tenían en el suelo”, aseguró.

 Finalmente, esta integrante de Madres de Plaza de Mayo se enfrentó con los asaltantes “en la Secretaría” del hogar para ancianos. Contó al respecto que “el más chico de los dos me dio un empujón que me hizo caer al suelo y por el golpe se me formó un hematoma debajo del ojo izquierdo”.

“Quisieron atarme de pies y manos a mí también, pero me resistí con mis manos y hasta quise pegarles patadas. Entonces no lo hicieron”, enfatizó.

Coca, como le gusta que la llamen, calculó que los asaltantes permanecieron en el lugar “como media hora”, tiempo que utilizaron para revolver dos placares “y robar sobres con el dinero para pagar al personal, así como otros 700 pesos que teníamos para algunos gastos”, indicó.

No sólo eso se llevaron. Los intrusos sustrajeron, además, “los celulares de las dos empleadas y el mío, al igual que mi documento de identidad, la credencial de PAMI, mi carnet de IOMA y todas las llaves, por lo que tuvimos que cambiar las cerraduras”.

Una vez que los ladrones se fueron Coca salió a la calle y se topó con un policía de civil, quien le dijo que “había visto a estos encapuchados salir corriendo”, recordó la mujer.

Del lamentable episodio, sólo rescató que “al menos no despertaron ni maltrataron a los más de 30 ancianos y ancianas que tenemos con nosotros en nuestra Fundación M.A Kom, que es una asociación civil sin fines de lucro y donde alojamos inclusive a algunas personas en situación de calle”.

Por otra parte, recordó que “el año pasado, ya habíamos sufrido un asalto durante la noche”.

M. A. Kom

La fundación M. A. Kom es un hogar y una casa de reposo para adultos mayores y familiares de personas desaparecidas durante la dictadura. La creadora fue Haydée Velazco, que eligió ese nombre: M.A., por Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, y Kom, palabra india que significa “nosotros”.


Lo más leído