WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Política

De qué hablaron Alberto Fernández y Mauricio Macri durante su encuentro

Fue un encuentro "muy positivo". Fernández expresó su preocupación por las reservas y por la economía. Desde la Casa Rosada, mencionaron que le facilitarán toda la información que necesite.

Con un desayuno en la Casa Rosada, el presidente Mauricio Macri se reunió durante una hora junto al mandatario electo Alberto Fernández, tras el triunfo del candidato del Frente de Todos en los comicios de ayer.

La reunión entre Macri y Fernández duró una hora y sobresalió por varias razones. En principio, porque fue la más civilizada que se recuerde en mucho tiempo. Quizás la que se realizó entre Carlos Saúl Menem y Fernando de la Rúa pueda compararse con esta. Se concretó en Olivos dos días después de la victoria del candidato radical sobre Eduardo Duhalde, pero no fue un mano a mano como el encuentro de hoy, sino que participaron otros miembros de los respectivos equipos. Era una señal que esperaban los mercados y sobre la que se hablaba en los respectivos bunkers en la noche del domingo mientras llegaban los primeros resultados electorales.

Luego, por el hecho de que presidente saliente y presidente electo estaban de buen humor. Y se mostraron así con el objetivo de dar inicio a la transición cumpliendo con todas las formalidades del caso, asumiendo el dramático contexto económico que atraviesa el país y sin ninguna vocación de alimentar rispideces.

En Casa Rosada aseguran que le facilitarán a Fernández la información que requiera de cada área y dispondrán incluso alguna oficina en Balcarce 50 para que su equipo pueda trabajar durante las próximas semanas. Del lado de Fernández también se mostraron con intenciones de alivianar cualquier roce y evitar declaraciones públicas que puedan afectar el traspaso y la tranquilidad económica y social.

Durante la reunión, en la que no hubo medialunas ni jugo de naranja pero sí café –ambos habían desayunado temprano–, Fernández expresó su preocupación por las reservas y por la economía en general y combinó con Macri que seguirán en contacto telefónico para negociar la transición.

El mandatario electo y el saliente deberán coordinar la transición hasta el 10 de diciembre, día en que se concretará el traspaso de mando. (Adrián Escandar)
El mandatario electo y el saliente deberán coordinar la transición hasta el 10 de diciembre, día en que se concretará el traspaso de mando. (Adrián Escandar)

En la Casa Rosada no ocultaron su satisfacción por el cónclave. “Fue el mejor diálogo en serio que tuvieron", fue el comentario de un funcionario que tampoco pudo dar detalles. Nunca antes habían hablado personalmente; solamente intercambiaron algunos mensajes vía chat y cruzaron acusaciones en los debates públicos.

De concretarse las buenas intenciones que mostraron ambos dirigentes en el mano a mano de este lunes, podría darse un recambio mucho más ordenado que el de 2015, cuando Cristina Kirchner y Macri no se pusieron de acuerdo para el traspaso de los atributos. Hasta ahora se vislumbra un proceso más institucional. Parece poco, pero para la atribulada historia argentina es un montón.

En los comicios generales de ayer, Alberto Fernandez obtuvo el 48,10% de los votos y se consagró presidente electo en primera vuelta, frente al 40,37% obtenido por Macri, con el 97,13% de las mesas computadas. 

Fotos de Adrián Escandar y Maximiliano Luna.

Fuente: Infobae


Lo más leído