WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Operativo en Chile al 1.600

No declararon los dueños de un búnker de droga y continuarán detenidos

Sergio Jaramillo y Natalia Fernández están acusados por diez hechos diferentes. Durante el allanamiento encontraron una importante cantidad de droga y un verdadero arsenal.

Sergio Jaramillo y Natalia Fernández, los propietarios de una vivienda ubicada en Chile al 1.600, donde el último lunes se secuestró una importante cantidad de droga y un buen número de armas de grueso calibre, se negaron a declarar hoy ante el fiscal Mauricio Del Cero, a cargo de la unidad judicial especializada en estupefacientes .

De todos modos, la pareja, que recibió a los tiros a los efectivos policiales, permanecerá detenida, acusada por 10 hechos diferentes: tenencia de droga con fines de comercialización (70 gramos que arrojaron positivo para cocaína), atentado contra la autoridad policial, resistencia y tenencia de armas sin autorización legal.

El motivo del allanamiento del último lunes fueron justamente los disparos que realizó Jaramillo contra la Policía. Una vecina llamó para dar cuenta que dos bandos se estaban peleando. Al arribo de los efectivos no había nadie, hasta que se detecta a una persona a los tiros.

Tras el operativo, Del Cero aseguró que "las características del búnker son típicas de lo que se puede encontrar en Wikipedia. El lugar estaba especialmente preparado para resistir y traficar".

Además, el fiscal mencionó que Jaramillo tiene vinculación con el gremio de la construcción. Del Cero ratificó que "Jaramillo sería pariente de Humberto Monteros, lo visitaba habitualmente cuando estaba en libertad. Y en el lugar allanado había una bandera de la Uocra".

"Su pareja es Fernández quien, según dichos de vecinos del lugar, minutos antes de la llegada de la Policía mantuvo un conflicto que, presumimos, puede estar vinculado con la venta de drogas", expuso en otro segmento de la entrevista radial.

Lo más leído