WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Robo en Ingeniero White

Entregó a su hijo por ladrón y la Justicia se lo devolvió en menos de 24 horas

"Me ensucié en vano. Estoy pidiendo ayuda a gritos, porque se me escapó de las manos", dijo desesperada Carina, madre de un menor de 16 años, acusado de haber sido el autor de un hurto en Sisco al 2.600.

Desesperación, bronca y sobre todo, preocupación.

Anoche, Carina, con el pecho estrujado y un dolor inmenso, entregó a su hijo de 16 años por haber sido el autor de un robo en Ingeniero White.

Esta mañana le brindó un duro testimonio a LA BRÚJULA 24, sosteniendo que "nunca le va a permitir" a su hijo que robe.

Pero la historia no terminó allí. Pocas horas después de su desgarrador testimonio, Carina fue notificada que el joven ya había recuperado la libertad, por su condición de menor de edad.

"A las 11:30, la justicia de menores me notificó que ya habían liberado a mi hijo. Es todo muy fuerte, porque al final todo lo que hice fue en vano. Me ensucié, entregando a mi hijo y la justicia lo larga a la calle", se lamentó.

La determinación fue tomada esta mañana por la Jueza de Garantías, Claudia N. Olivera.

La desesperación de esta madre es grande. Necesita ayuda, una institución que la contenga, porque a ella, ya se le escapó de las manos.

"La próxima nota que me hagan va a ser por algo peor. Estoy pidiendo ayuda a gritos, que lo pongan en un hogar de abrigo para que esté controlado. Me está enfermando este chico. Yo hice todo lo que pude, pero se me fue de las manos", reconoció

Esta mañana, además, había recordado el momento exacto en que tomó la decisión de notificar a la policía sobre lo que había hecho su hijo, recordó que "llamé al 911 para que me mandaran un móvil porque sospechaba que mi hijo había robado a la abuela esa el 26 de Septiembre".

Luego, indicó, "entraron y les dije que no quería que revisen el placard de mi hijo fallecido. Después me dormí a las 3 de la mañana llorando".

Respecto de ese momento, cuando tuvo que enfrentar a su hijo junto a los uniformados, señaló: "Él no me decía nada, los hice pasar a la pieza donde estaba durmiendo, lo desperté y le dije que se hiciera cargo. Se levantó y le dijo enseguida a la policía 'si fui yo'".

El menor está acusado de haber sido el autor de un robo en Sisco al 2.600. En su casa, la policía pudo secuestrar 111 dólares, 2705 pesos, un teléfono celular, dos pares de anteojos de sol, un manojo de llaves y anillos, todos elementos que fueron reconocidos por la víctima del asalto.

Lo más leído