WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Coloquio de IDEA

Lavagna criticó al gobierno y a Kicillof, hizo chistes, aunque admitió que es aburrido

"¿El relojito?, ¿dónde está el relojito?", bromeó haciendo referencia al debate. Además, ratificó que no ocupará ningún cargo en un eventual gobierno de Alberto Fernández.

El candidato presidencial de Consenso Federal, Roberto Lavagna, disertó este jueves en el Coloquio de IDEA sobre el país que se viene: repartió críticas al Gobierno actual y a Axel Kicillof, hizo bromas sobre su participación en el primer debate en Santa Fe y tuvo un imperdible ida y vuelta con la periodista Liliana Franco, a quien le confesó que la cámara "no" es lo suyo y que es "aburrido".

"¿El relojito?, ¿dónde está el relojito?, a lo mejor así podemos hablar de los próximos cuatro años", dijo el economista, en referencia al tiempo con que contaban los candidatos en el primer debate.

Luego, realizó un análisis de la realidad, de los últimos ocho años de estancamiento económico, de la falta de trabajo y de la crisis alimentaria.

De Argentina han salido los últimos cuatro años 70 mil millones de dólares. Hubo una lluvia de inversiones... de Argentina hacia el exterior. Muchas a la zona latinoamericana, Paraguay, Uruguay, Chile, Colombia y otros más lejos, a Miami o Suiza", apuntó Lavagna.

"Hay dos preocupaciones que son centrales en el empresariado: una tiene que ver con la cuestión fiscal y otra con la deuda", dijo. Y continuó: "Ninguno de esos problemas se va a resolver si la economía no arranca".

Como ya lo había mencionado con anterioridad, Lavagna ratificó que no ocupará ningún cargo en un potencial gabinete de Alberto Fernández. "Soy solo candidato a presidente. Si alguien nos invita a una mesa de negociación, Consenso Federal va a estar ahí, pero sin ocupar un cargo".

En la tanda de preguntas y respuestas, sentada a su lado, Franco le preguntó cuál era su plan para la Provincia de Buenos Aires. Su respuesta fue categórica: "Lo primero que querría es que a la Provincia la gobiernen los bonaerenses y no los porteños, que no tenemos idea". Su mención tenía un claro destinatario, Axel Kicillof, quien se presentó en las elecciones habiendo nacido y vivido en Capital.

Luego, explicó: "Lo que queremos es un replanteo territorial. Los distintos subsidios que se han dado se concentran en Buenos Aires, pero eso nos está conduciendo a una deformación tremenda en la estructura del país. El segundo y el tercer cordón se están hundiendo en la falta de escolaridad, de salubridad, de cloacas, en la suciedad, y se siguen agrandando".

Por último, la periodista le preguntó por qué fue "aburrido" en el debate. Lavagna contestó: "Seguiré diciendo cosas aburridas como la del hambre, la de ciencia y tecnología, que tiene un papel fundamental... Si eso es aburrido, entonces soy aburrido".

Lo más leído