WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Por la sequía

Advierten que hay casi 3 millones hectáreas con riesgo de incendios

Según el INTA, hay 2 millones de hectáreas en La Pampa y otras 500.000 entre el sudoeste bonarense y Río Negro.

De acuerdo con una reciente estimación del INTA, en la región centro de nuestro país, que incluye el sudoeste bonaerense, La Pampa y Río Negro, hay casi 3 millones de hectáreas

Los especialistas sostienen que en esas zonas existe una gran cantidad de acumulación de material vegetal en zonas inaccesibles y con poca disponibilidad de agua, debido a la intensa sequía que afecta a la región.

Pablo Vazquez –especialista en gestión ambiental y recursos naturales del INTA Anguil, La Pampa– aseguró que “estamos próximos al inicio de la temporada de incendios que se extiende desde noviembre hasta marzo de 2020 y detectamos 2 millones de hectáreas de alta peligrosidad en la provincia”.

“Luego de tres temporadas de incendios, la predictibilidad del modelo con el que trabajamos es del 85 %”, aseveró el especialista de Anguil quien aclaró que, si bien el modelo identifica las áreas de mayor peligrosidad, cualquier área puede incendiarse.

Por su parte, Alejandro Pezzola –especialista en sistemas de información geográfica del INTA Hilario Ascasubi, Buenos Aires– aseguró que “para el sudoeste de Buenos Aires y Río Negro hay en riesgo más de 500 mil hectáreas”. Y coincidió con Vázquez en que el principal causal es la cantidad de material vegetal fino disponible en la zona.

Vazquez fue más allá y explicó que “el riesgo se incrementa porque hay un proceso de acumulación de forraje muy focalizado en algunos departamentos durante el último ciclo productivo, a pesar de la emergencia agropecuaria declarada por sequía en febrero 2019”.

¿Qué hacer para prevenir?

Mantener limpias de material combustible las picadas cortafuego, alambrados e instalaciones.

Hacer un adecuado manejo del pastoreo y rotación de cultivos en zonas susceptibles de incendio, como así también realizar quemas preventivas controladas en los momentos adecuados .

Mantener alambrados, cortafuegos, picadas e instalaciones libres de vegetación con arado o rastra de discos en una franja de ocho metros a cada lado del alambrado en los potreros con vegetación baja y de 20 metros en los campos con monte.

No dejar materiales inflamables expuestos a altas temperaturas como leña, papel, pintura y/o combustibles, como así también mantener los accesos despejados y tanques australianos llenos de agua.

Realizar corta fuegos de 20 metros en los potreros linderos a las rutas o líneas férreas, ubicados entre el alambrado y la vía de comunicación.

Solicitar el correcto mantenimiento de las banquinas de las rutas.

(Fuente: INTA)


Lo más leído