WhatsApp de Publicidad
Seguinos

se dijo en la brújula 24

Fiestas clandestinas: "Son difíciles de controlar", admite Álvarez Porte

El secretario de Seguridad se refirió a la clausura del último fin de semana donde un chico fue internado por la excesiva ingesta de alcohol.

Las fiestas clandestinas en viviendas particulares y con menores, un problema sin solución.

Una fiesta privada clandestina que se desarrolló durante la madrugada del último sábado en Cerrito al 2100 del barrio Villa del Parque fue clausurada a raíz de los ruidos molestos y la descompensación de un joven, que sería menor de edad, por la ingesta de alcohol.

"Son muy difíciles de controlar. Se trata de fiestas que se hacen en una casa y se promociona en redes sociales, sin habilitar. Se paga entrada y cuando Fiscalización detecta esto, está habilitado para efectivizar una clausura", manifestó en LA BRÚJULA 24 el secretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Emiliano Álvarez Porte.

Y agregó en su charla con el periodista Germán Sasso: "Las entradas se venden anticipadamente, se coloca una pulsera a los chicos que tocan timbre e ingresan. No vemos la comercialización y eso dificulta nuestra tarea. Nos preocupa mucho porque no existe ningún tipo de control del Estado ni sabemos qué ocurre en el interior".

"En la fiesta del último fin de semana se había recibido inicialmente un llamado por ruidos molestos y, luego, hubo una urgencia por un chico que se descompensó", aseguró Álvarez Porte en otro segmento de la entrevista radial.

Por último, detalló que "la mayoría de las que detectamos son hechas por menores. Al no existir las tertulias y las matiné, proliferan este tipo de eventos clandestinos. Trabajamos mucho en las redes sociales porque es la forma que tienen de contactarse, pero no es sencillo porque cambian de nombre de usuario".


Lo más leído