WhatsApp de Publicidad
Seguinos

En Córdoba

Una salida "a la uruguaya": la estrategia de Alberto Fernández para pagar la deuda

El candidato del Frente de Todos propuso repetir el modelo que utilizó el vecino país en 2003.

El candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández, reconoció que la deuda es un condicionante para la economía argentina, aunque se mostró optimista en poder negociar con los acreedores de una manera "seria y sensata" en caso de ser elegido Presidente.

"Yo siento que esa deuda vamos a poder afrontarla en una negociación seria y sensata con los acreedores y vamos a ganar tiempo para crecer", expresó Fernández en un almuerzo en la Fundación Mediterránea, en Córdoba. Y siguió: "No va a ser tan difícil de hacer lo que hizo Uruguay. He hablado con varios fondos de inversión. Es ganar tiempo y no hacer quitas".

La salida "a la uruguaya"

En 2003, el gobierno del colorado Jorge Batlle estaba sumergido desde hacía dos años en una crisis económica que se inició a partir de la inesperada aparición de un foco de fiebre aftosa, que lo llevó a perder importantes mercados en el rubro cárnico. A eso se sumaron los efectos de la crisis argentina en 2001.

Además de los malos manejos internos de varias entidades, el sistema bancario uruguayo se vio sacudido por los masivos retiros de ahorros de depositantes argentinos en el primer semestre de 2002. El Estado salió entonces a socorrer económicamente a clientes del Banco República y del Banco Hipotecario (obligado por la Constitución, al ser entidades públicas) y también a otras instituciones. No obstante, Uruguay no pudo evitar la necesidad de reestructurar su alta deuda, que era equivalente a más del 100% del PBI anual.

Ante la opinión contraria del Fondo Monetario Internacional (FMI) y la desconfianza de la oposición, Uruguay eligió el camino de alargar los plazos en pos de cumplir con las obligaciones contraídas. Ajustándose, pudo salir airoso del aprieto.

“Las veces que nos reunimos, fuimos con la meta de obtener una prórroga de 5 años en los pagos, pero no solo fuimos a pedir. Fuimos también con cifras y hechos a demostrar que, como sociedad, estábamos haciendo enormes esfuerzos y generando ahorros para en un lustro poder cancelar los compromisos que teníamos, cosa que efectivamente hicimos. Así nos ganamos la confianza y demostramos a los inversores privados que éramos solventes”, recordó Carlos Stener, hombre clave en las negociaciones de aquel entonces con el Fondo. 

Críticas a Macri

El candidato más votado en las PASO criticó al Gobierno de Mauricio Macri por la deuda: "Los acreedores sienten que les mintió y también sienten que el Gobierno perdió el poder político que tuvo otros años. Y aspiran a poder discutir en otro tiempo con quien gobierne la Argentina en el futuro. En estas condiciones la Argentina no puede pagar la deuda".

Y agregó: "En otras épocas esto se llamaba default. Por la era del posmodernismo lo llamamos reperfilamiento, pero en el fondo lo que decimos es que no podemos pagar".

"Hoy debemos más de 57 mil millones de dólares. Y ocurrió en un solo año. Increíble lo que pasó. Hoy no podemos decirles a los acreedores que esta deuda la tomó una dictadura. Fue un gobierno democrático, que hizo lo que hizo en el tiempo en que lo hizo", mencionó.



Fuentes: Clarín e Infobae

Lo más leído