WhatsApp de Publicidad
Seguinos

antes del veredicto

El abogado de Caramelli admitió que su cliente cobró coimas

Para Sebastián Martínez solo se probó el delito de dádivas. El fiscal lo acusó por extorsionar a albañiles del cementerio. El fallo, al mediodía.

El abogado Sebastián Martínez, acompañado de su defendido Marcelo Caramelli.

Sebastián Martínez es el abogado de Marcelo Caramelli, uno de los ex funcionarios municipales que hoy conocerá el veredicto del juicio que se sigue en su contra por pedir coimas en el cementerio municipal.

En diálogo con LA BRÚJULA 24, Martínez contó que "a partir del reconocimiento tácito de parte de Pombo del hecho, solicitamos un cambio de calificación legal", al tiempo que agregó: "El delito que se probó no es de extorsión, sino el de, en términos coloquiales, la coima".

"Se acreditó el pago de coimas, que se pueden estipular como un delito que no tiene que ver con extorsión o amenazas. Según el fiscal si no pagaban iban a tener un mal a futuro; esto último para esta defensa no se acreditó porque, al menos una persona no cumplió con ese pago y siguió trabajando hasta que decidió irse", resaltó en su charla con el periodista Germán Sasso.

Además, añadió que "El máximo de pena de la coima es cuatro o cinco años, el de la extorsión es de 15"; y aclaró que "el fallo previo --por extorsionar a un empresario gastronómico del Parque de Mayo-- no debería tener mayor incidencia por una cuestión de fechas de los hechos de los que se los acusa".

"Planteamos un cambio de calificación, aceptando responsabilidad penal. Uno debe ser coherente y entiendo que no es inocente No me corresponde emitir un juicio en el sentido de que recaudaban para alguien más, sobretodo porque es algo que no sé", agregó en otro segmento de la entrevista radial.

Martínez recordó la razón por la que su defendido cumple con el arresto domiciliario luego de la primera condena: "Caramelli tiene una enfermedad incurable como la diabetes, en un estado avanzado. Por esa razón no puede ser tratado en las unidades penales de Saavedra como de Bahía Blanca", y contó que dedica su tiempo a una carpintería en el garaje de su casa.

"La causa se inició entre 2008 y 2009, estuvo durmiendo muchísimos años y ahora se reflota en un tiempo determinado. Eso no convierte en inocente a mi defendido. Solo pido que si hay un delito sean condenados, sin sobredimensionamiento", criticó el letrado

Además, negó que la Uocra cumpliera algún tipo de rol en la trama delictiva y desestimó que Pombo fuera el matón: "No fue como se dijo, eso es algo que se transformó en parte del imaginario. Se han escuchado todo tipo de cosas en estos juicios, esperemos que sea el último. Hubo mucha teatralización por parte de algunos testigos que exageraron".

"Existe un cálculo estimado de lo que recaudaron en el expediente, pero no lo tengo presente. Pero tampoco tiene un valor que refleje la maniobra si se toma en cuenta la inflación que hubo desde aquel entonces hasta la actualidad", finalizó Martínez.


Lo más leído