WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Piedrazos contra la comisaría

Chascomús: incidentes en la marcha por el femicidio de una chica de 15 años

Néstor Garay (51), el único implicado en la causa, se negó a declarar.

La gente salió espontáneamente para reclamar tras el brutal crimen

Minutos después de que el presunto femicida de Navila Garay, la nena de 15 años que fue asesinada y enterrada en una quinta de Chascomús, se negara a declarar, los familiares y vecinos reaccionaron. En plena marcha para pedir Justicia, empezaron a tirar piedras a la comisaría y pedían hablar con el comisario.

"Asesino, asesino", era el grito que se escuchaba. Néstor Garay (51) confesó que lo hizo porque ella amenazaba con denunciarlo por abuso, aunque no ratificó los dichos en sede judicial y quedó detenido.

Los resultados preliminares de la autopsia determinaron que a Navila la mataron de 17 mazazos en el rostro y en la cabeza. Habitantes de esa ciudad bonaerense reclaman que la investigación no se centre solo en Garay. Dicen que el hombre estuvo vinculado a una presunta red de pedofilia y prostitución.

La madre por su parte dijo que el sospechoso "la acosaba y la llamaba por teléfono continuamente" y que es "una basura y un abusador".

"Lo conocíamos de antes, nosotros dejamos asentado en la comisaría que el primo de él andaba en el tema de prostíbulos, de llevarse chicas, y se nos tomó la denuncia pero nunca se actuó", manifestó Dévora en diálogo con TN.


Lo más leído