WhatsApp de Publicidad
Seguinos

SE DIJO EN LA BRÚJULA 24

Un especialista cuenta cómo es el arte de maquillar la muerte

Daniel Carunchio es el tanatólogo más respetado de Argentina. Proveniente de una familia de funerarios, estuvo siempre vinculado a la muerte. Por eso la considera algo totalmente natural.

A la hora de explicar su función, el profesional comentó, con total simpleza, que "lo que se hace es demorar la descomposición de un cadáver por el tiempo que sea necesario".

Y reconoció que "no es común porque no es conocida la práctica en el país, pero en cualquier lugar del mundo avanzado, en toda funeraria tiene que haber un director funerario y un embalsamador".

En su relato, Carunchio explicó que "recién ahora se puede estudiar esto en la Argentina. Nosotros tenemos una empresa que atendía 1200 funerales por mes. Ahí empezamos a perfeccionarnos y descubrimos que existía esta carrera para hacer y lo hacemos desde el 82, fuimos el primer equipo en el país".

Consultado respecto del trato a la muerte, el profesional contó que "siempre fue natural para mí", y realizó un paralelismo con el pensamiento urbano. "La relación del porteño con la muerte es cada vez más fría, más exprés. Se están perdiendo esos ritos funerarios, homenajes, y que después traen una mala elaboración del duelo".

"La gente tiene que poder despedirse dignamente de esa persona que partió, y creo que no se hace por falta de conocimiento, porque no se sabe cómo es el tratamiento que se le hace al cuerpo", graficó Carunchio.

Y a modo de ejemplo, indicó: "Lo que nosotros hacemos es descontaminar ese cuerpo que está sin vida para que pueda ser exhibido y recuperar sus facciones naturales. Sería muy feo velar a alguien perdiendo líquido por la nariz, la idea es que se vea natural, durmiendo, sin rasgos de sufrimiento".

Escuchá la nota:


Lo más leído