WhatsApp de Publicidad
Seguinos

POLÍTICA

Pichetto ya suena como candidato a la Auditoría si Macri no es reelecto

"Los milagros existen", dicen en un despacho macrista. En otro insisten: "Una elección se pierde recién después de contar hasta el último voto". Lo cierto es que el resultado de la próxima elección presidencial asoma bastante complicado de revertir y que, ante esa eventualidad, el oficialismo ya trabaja en un plan B para el caso de que Mauricio Macri deba abandonar la Casa Rosada.

Una de las prioridades será quién quedará al frente de la Auditoria General de la Nación (AGN), el órgano de control que tendrá por delante la tarea de auditar la administración macrista. En el PRO ya suena con mucha fuerza un nombre para ese puesto: el del peronista Miguel Ángel Pichetto. Al actual compañero de fórmula de Macri se le vence su mandato como senador en diciembre.

En su artículo 85, la Constitución Nacional establece que el presidente de la AGN "será designado a propuesta del partido político de oposición con mayor número de legisladores en el Congreso".

Ese esquema fue ideado en la reforma constitucional de 1994, cuando en la Argentina reinaba el bipartidismo y no había tantas alianzas electorales e interbloques legislativos.

El tema es importante porque en caso de que el actual oficialismo pase a ser oposición podría haber una puja entre el PRO y la UCR sobre a quién le corresponde designar al titular de la AGN. La Coalición Cívica, por ser la fuerza con menos legisladores de la alianza, no entraría en la discusión.

El peronista Oscar Lamberto, junto a José Luis Gioja y Daniel Scioli, cuando asumió en 2016 como presidente de la AGN. Deberá abandonar el cargo en caso de que el PJ gane las elecciones.
El peronista Oscar Lamberto, junto a José Luis Gioja y Daniel Scioli, cuando asumió en 2016 como presidente de la AGN. Deberá abandonar el cargo en caso de que el PJ gane las elecciones.

En los despachos del oficialismo en el Congreso tienen los esquemas con las proyecciones de cuántos diputados y senadores tendría cada uno de los partidos de Juntos por el Cambio en caso de repetirse el resultado de las primarias de agosto.

En Diputados, el PRO tendría 48 integrantes, la UCR 45 y la Coalición Cívica, 14. En el Senado, la UCR conformaría un bloque de 15 miembros y el PRO uno de 8 (a ese interbloque se deben sumar otros cuatro senadores de diferentes monobloques).

Así las cosas, el macrismo sería más fuerte en Diputados y los radicales en el Senado. Por eso, la propuesta del presidente de la AGN deberán consensuarse entre ambos sectores.

Por tratarse de un puesto de enorme poder, la UCR podría pretenderlo, según se especula en el Congreso. Pero en el macrismo entienden que les correspondería a ellos, siempre en caso de una eventual derrota en la elección presidencial. "Auditarían la gestión de Mauricio, por lo tanto le correspondería a Mauricio elegir a quién quiere para el cargo", argumentaron en el PRO.

Fuente: Clarín


Lo más leído