WhatsApp de Publicidad
Seguinos

HABLAN CONTE Y FABRIS

Explotó la Izquierda: un sector acusa al otro de "jugar" para el kirchnerismo

Dos de los referentes del espacio político en la ciudad explicaron los motivos de la medida que rompió con la unidad.

Los máximos referentes del espacio en Bahía Blanca.

En medio de la campaña electoral y una inédita unidad de las fuerzas de izquierda, el histórico dirigente Jorge Altamira quedó fuera del Partido Obrero por intentar crear su propia facción, tras ser desplazado de la conducción en un congreso partidario que ahora encabezan el legislador porteño Gabriel Solano, el diputado Néstor Pitrola y la candidata a vicepresidente Romina del Plá, entre otros referentes trotskistas.

En Bahía Blanca, la situación no pasó desapercibida y la diferencias se hicieron sentir entre los máximos referentes del espacio.

Uno de los máximos referentes a nivel local es Emiliano Fabris quien, en diálogo con LA BRÚJULA 24, dijo que "en el interior de nuestro partido se muestra una suerte de proscripción política, sin chances de dar un debate franco y de igual a igual".

Y agregó: "Estos problemas internos tienen una implicancia externa. Defendemos que en un partido que pretende transformar el país, se implementen los métodos de la democracia". 

Por su parte, Nestor Conte aseguró que "el Frente de Izquierda ha sido un gran acierto político y estamos trabajando a fondo con la campaña".

"Hay un largo debate que se venía desarrollando con diferencias de planteamientos políticos, donde quedó claro que nuestras consignas son el no pago de la deuda externa, el rompimiento con el FMI y que la crisis la paguen los capitalistas. Mientras que el sector de Altamira planteaba la consigna 'fuera Macri', que es una consigna que se copoca en el campo del Kirchnerismo".

"No cabe ninguna duda de que, en este escenario de polarización, si yo planteo eso lo que estoy diciendo es que hay que votar la fórmula Fernández-Fernández", sintetizó el dirigente.

Y agregó: "La posición de Altamira ha sido derrotada y nosotros tenemos un centralismo democráctico, por eso ahora el Partido Obrero sale a defenser esa posición. Ocurre que después de que finalizó el congreso han seguido acicateando que el debate debe continuar, pretenden que el Partido Obrero sea una charla discutidora". 

Lo más leído