WhatsApp de Publicidad
Seguinos

Y unos 12.000 pesos

Le robaron el auto cuando salía de una cochera en Donado al 600

Dos delincuentes armados sorprendieron esta mañana a Javier Sánchez, lo redujeron y se llevaron un Peugeot 408.

Sacar su Peugeot 408 de la cochera ubicada en Donado 636 era parte del plan matutino de Javier Sánchez.

Sin embargo, esta mañana, se vio sorprendido por dos delincuentes armados, que tras obligarlo a bajarse y reducirlo, se llevaron el auto, dominio LFO 269, unos 12.000 pesos en efectivo que tenía disponibles para pagar un alquiler y una tablet.

La policía se encuentra en estos momentos revisando las cámaras de seguridad del lugar para intentar dar con los delincuentes.

US$320 millones proyectados

El plan de Aerolíneas para no pedirle más plata al Estado

La idea es generar ingresos adicionales con servicios distintos a la venta de pasajes.

Al tiempo que proyecta un déficit creciente, que demandará este año entre US$250 y US$300 millones del Tesoro Nacional, Aerolíneas Argentinas presentó un plan para generar ingresos adicionales con la oferta de servicios distintos a la venta de pasajes. Así lo informa hoy el diario La Nación en su versión digital.

Negocios como el transporte de cargas, la venta de millas o la oferta de comodidades adicionales para el viaje podrían generar, en conjunto, US$320 millones hacia 2021.

"Con subsidios constantes, esto dejaría a la compañía en costo cero", aseguró Máximo Amadeo, director comercial de Aerolíneas Argentinas. Para el ejecutivo, desarrollar las "nuevas líneas de ingresos" demandará una inversión relativamente baja, porque implica fundamentalmente optimizar las capacidades ociosas que ya existen al interior de la compañía.

"Vamos a terminar 2019 con US$200 millones de facturación en ingresos adicionales, lo que representa el 14% del total de ingresos de la compañía. El objetivo es llevarlo en dos años a US$320 millones, lo que sería un aumento del 60% y representaría el 20% del ingreso total", precisó Amadeo.

El 40% de los US$320 millones que se proyectan recaudar en 2021 (es decir, US$128 millones) provendrían del fortalecimiento del programa de fidelización Aerolíneas Plus. Fundamentalmente la venta de millas, que pasó de explicar el 2% de los pasajeros de un avión en 2017 a un 7% este año.

Otro 35% (US$112 millones) provendría de los productos adicionales al ticket -o ancillaries- que es todo aquello que se puede comprar por fuera de la tarifa básica del pasaje. Por ejemplo, valijas, embarque prioritario o ubicación del asiento.

US$64 millones aportaría el servicio de cargas de Aerolíneas Argentinas, en sus dos versiones. Por un lado, ya está funcionando Aerolíneas Argentinas Courier para traer paquetes desde Miami, que tiene hasta la fecha 35.000 usuarios registrados. Por otro, "antes de fin de año" comenzará a operar Aerolíneas Argentinas Puerta a Puerta, que llevará encomiendas dentro del país, aprovechando así el espacio vacío en las bodegas de los aviones de cabotaje (de una capacidad de carga aproximada de 3000 kilos) y utilizando la estructura de Jet Paq, que es una empresa del mismo grupo que Aerolíneas Argentinas y está presente en 32 puntos del país mediante representantes oficiales.

Se proyecta que el 5% restante (US$16 millones) provenga de la venta de paquetes turísticos, para lo que Aerolíneas Argentinas contará con el respaldo de su propio operador turístico -Optar-, aunque no descuenta alianzas con otras firmas del sector.

Otro de los servicios que puede prestar Aerolíneas Argentinas es el mantenimiento técnico para terceros, pero como esta idea todavía no está en marcha, la compañía prefirió mantenerla al margen de las estimaciones.

El aumento de la proporción de ingresos generados por servicios adicionales es, según Amadeo, una tendencia generalizada en las aerolíneas. "Es hacia dónde va la industria", dijo.

Según explicó, las aerolíneas tradicionales -o llamadas legacy en el sector- tienen una incidencia de alrededor del 20% de esos ingresos en su facturación y a eso es a lo que apunta Aerolíneas Argentinas. Para cumplir el objetivo Amadeo mira con atención modelos como el de Aeroméxico, Gol, Avianca o Latam y no tanto a las low cost, donde la venta de servicios adicionales tiene una incidencia mucho mayor porque es casi "su razón de ser".

Del plan de equilibrio fiscal a US$300 millones de subsidios

En 2011 Aerolíneas Argentinas registró un pico de subsidios recibidos: fueron US$841 millones en el año y US$132 por cada pasajero. Ese número comenzó a descender desde entonces. La gestión kirchenrista dejó el gobierno en 2015 con US$51 de subsidio por pasajero y 2019 cerrará con US$18, lo que fue posible no solo por el ajuste del monto transferido por el Tesoro, sino también por el aumento de pasajeros transportados. Este año, Aerolíneas Argentinas proyecta transportar a 13,5 pasajeros, 6% más que en 2018.

De todos modos, las cosas no salieron tal como la compañía planeaba. "Tendríamos que haber alcanzado el equilibrio este año", comentaron autoridades de la empresa. "Pero la devaluación, la suba del combustible -el principal gasto de la empresa- y la necesidad de bajar tarifas para ganar ocupación hicieron que no fuera posible". De hecho, las proyecciones del monto de auxilio que necesitará este año son mayores a la del año pasado y fueron aumentando mes a mes.

En julio el presidente de la compañía, Luis Malvido, habló de una necesidad de subsidios de "más de US$200 millones"; en agosto el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, habló de entre los US$250 y US$275 millones y hoy la empresa se extendió sus pronósticos hasta los US$300 millones.

Continuar leyendo

Velatorio de Cacho Castaña

Macri: "Fui a despedir a mi amigo"

El Presidente lo había recordado en sus redes tras conocerse la noticia de la muerte del músico.

"Salgo de despedir a mi amigo Cacho Castaña, que siempre nos hizo sentir bien a todos y supo disfrutar de la vida", escribió en su cuenta de Twitter Mauricio Macri, presidente de La Nación, luego de pasar por el velatorio del músico en La Legislatura porteña.

El diario Clarín publica que más temprano, tras conocerse la noticia de la muerte, el mandatario había escrito: "Como muchos otros argentinos, lo voy a recordar siempre con cariño. Un fuerte abrazo a su familia y amigos".

Cacho Castaña murió este martes 15 de octubre a los 77 años. El artista estaba internado desde el 4 de octubre en terapia intensiva en el Sanatorio de Los Arcos debido a una complicación que tuvo con el ingreso de una bacteria en sus pulmones.

Pasadas las 11, la noticia corrió con velocidad en redes sociales. Y sus amigos y colegas lo despidieron desde sus cuentas de Twitter. También otorgaron sus testimonios en televisión varias figuras, incluidas el presidente y otros dirigentes políticos también expresaron su último adiós para el músico.

Continuar leyendo

Política internacional

Si es presidente, Alberto revisará todos los acuerdos con Gran Bretaña por Malvinas

El candidato del Frente de Todos no descarta endurecer la política exterior con los británicos y repetir la estrategia geopolítica que desplegó Cristina.

En el caso de llegar a la Casa Rosada, Alberto Fernández está dispuesto a revisar todos los acuerdos bilaterales sellados por la Argentina con Gran Bretaña respecto al conflicto de las islas Malvinas. Así lo publica en una nota el columnista Martín Dinatale en Infobae.

Esta eventual decisión del candidato peronista colocó en absoluta incertidumbre al premier Boris Johnson y su gabinete, que estaban evaluando la posibilidad de enviar a un representante de altísimo nivel a la asunción presidencial del 10 de diciembre.

La revisión que estudia Fernández implica replantear el Acuerdo que en 1989 firmó Carlos Menem en Madrid para poner bajo un paraguas el debate de soberanía y avanzar en otros temas de las relaciones bilaterales. La sola mención de esta posible estrategia generó una fuerte preocupación en el Foreign Office, que está a cargo de las relaciones exteriores de Gran Bretaña.

Durante el primer debate presidencial, Alberto Fernández expresó de manera tajante y con el dedo señalando a Mauricio Macri que “en memoria de los soldados, me voy a ocupar que las cosas sean distintas. Quiero que volvamos a reivindicar el compromiso por la soberanía de las islas Malvinas”, propuso como uno de los ejes de su probable gobierno.

Esa frase encerraba, aunque pocos lo sabían, la idea que tiene el candidato del Frente de Todos de hacer una “revisión plena” de los acuerdos diplomáticos con Gran Bretaña en el caso de ganar las elecciones y llegar a la Casa Rosada.

Dos asesores del candidato presidencial Fernández confirmaron que su intención es revisar todos los acuerdos bilaterales suscritos con Londres. “Es hora de que haya una revisión de todo. Ya pasaron 30 años del acuerdo de Madrid y no hemos avanzado nada”, sintetizó uno de los asesores que tiene larguísima experiencia en la arena diplomática.

Esa revisión incluiría, por cierto, la palabra que hasta ahora era intocable en la diplomacia de ambos países: “paraguas”, que en la jerga del Foreign Office y la Cancillería de Argentina significaba reconocer el conflicto, ponerlo a resguardo para encontrar una solución pacífica, y avanzar en la profundización de las relaciones bilaterales.

De hecho, en el debate presidencial Alberto Fernández chicaneó a Macri afirmando que “en estos años el gobierno se ocupó mucho de a hacer comercio con el Reino Unidos sobre las Islas Malvinas y se olvidó de la soberanía”.

Por instrucción directa de Fernández, el caso Malvinas se está revisando por un equipo de asesores que integran Jorge Arguello, Daniel Filmus, Jorge Taiana y Felipe Solá. “El tema Malvinas será prioritario y eso incluirá una revisión de todo lo actuado hasta ahora”, explicó otro referente de Fernández en política exterior.

Desde esta perspectiva, la idea del candidato presidencial es incluso volver a crear una Secretaría de las Islas Malvinas como la que encabezó Filmus en la época de Cristina Kirchner. Sólo que esta vez esa secretaría no dependería de la Cancillería, sino directamente de la Presidencia.

Naturalmente, en esa revisión de los acuerdos sellados por Argentina y Gran Bretaña en torno a las Malvinas incluirán el comunicado Duncan-Foradori que Macri y Theresa May lograron en el 2016 y que contempló hasta ahora un avance del intercambio de comercio con Gran Bretaña, cooperación en materia de seguridad, ciencia y tecnología. Lógicamente, ello incluye el acuerdo que se estableció por la identificación de los soldados sin nombre enterrados en las islas y la restitución de otro vuelo desde el Continente.

El acuerdo Dunca-Foradori remitió al tratado de Madrid de 1989 para seguir manteniendo bajo un “paraguas” el debate por la soberanía. Pero Alberto Fernández quiere redefinir todos esos tratados. Durante el G20 que se realizó en Buenos Aires, Macri y May avanzaron en este acuerdo alrededor de Malvinas y en otros puntos de la relación bilateral.

La posible revisión de Fernández se filtró en la diplomacia británica que se puso en alerta por las consecuencias geopolíticas que significaría regresar a la estrategia bilateral que ejecutó Cristina Fernández cuando ocupó Balcarce 50. Es que el primer ministro británico Johnson siempre se mostró alineado a la estrategia de Macri de acercamiento a Londres y a los isleños como lo marcaba el comunicado Duncan-Foradori.

Aniversario del acuerdo de Madrid

El plan de Alberto Fernández de revisar todos los acuerdos de Londres y Buenos Aires por Malvinas se da precisamente a 30 años después de que Menem sellara en Madrid el famoso tratado bilateral con Gran Bretaña.

El Tratado de Madrid se logró tras arduas negociaciones llevadas adelante por el entonces embajador argentino Lucio García del Solar y Crispin Tickell, por la parte británica. En ese acuerdo, el Reino Unido se mostró dispuesto a hacer una reducción de la zona de exclusión de las islas; se planteaba mejorar la cooperación en todos los asuntos del Atlántico Sur de interés recíproco en relación al comercio, la pesca, la navegación e hidrocarburos. Y se puso bajo un paraguas el debate de la soberanía.

Ese período de las relaciones bilaterales entre Argentina y Gran Bretaña se lo recordó como el de “los ositos de Di Tella”, en relación a los regalos que enviaba el canciller de Menem, Guido Di Tella a los isleños en señal de acercamiento y diálogo.

Luego llegaron los años de kirchnerismo que endurecieron las relaciones bilaterales con Londres. La designación de Alicia Castro en la embajada argentina en el Reino Unido, la instrumentación de una Secretaría de Malvinas en la Cancillería liderada por Filmus y la dureza del canciller Héctor Timerman puso en una situación de tensión el vínculo bilateral y los isleños pasaron a tener un discurso beligerante con la Argentina. Desde Puerto Argentino los isleños hasta llegaron a expresar que temían una “nueva invasión militar” de las Fuerzas Armadas argentinas. Nada de esto tenía previsto el gobierno de Cristina Kirchner a pesar del tono duro con los británicos que enalteció los mensajes ultranacionalistas argentinos.

Con la llegada de Macri al poder se redefinió esa política y se abordó el acuerdo Duncan-Foradori que contempló, entre otros avances, un intercambio comercial, el restablecimiento de los vuelos, la posibilidad futura de renegociar la explotación de los recursos de pesca y petróleo y el proceso de identificación de ADN de los soldados argentinos no identificados sepultados en el cementerio de Darwin.

Con la eventual llegada de Alberto Fernández al poder todo esto será revisado, habrá una vuelta de página en la historia argentino-británica y al entender de algunos diplomáticos, se tratará de un retroceso claro de los avances que hubo hasta ahora.

Continuar leyendo

Lo más leído