WhatsApp de Publicidad
Seguinos

panamericanos

El fútbol ganó el oro después de 16 años

El equipo conducido por el "Bocha" Batista goleó 4 a 1 a Honduras en la final. El último título había sido en Santo Domingo 2003.

El festejo de los jugadores argentinos tras la goleada a Honduras.

El seleccionado argentino masculino de fútbol Sub 23 se coronó campeón en los Juegos Panamericanos Lima 2019, al ganarle con comodidad en la final a su par de Honduras, por 4-1, en partido disputado en el estadio de la Universidad Nacional de San Marcos de la capital peruana.

El conjunto dirigido por Fernando "Bocha" Batista diseñó una muy buena campaña en el certamen, a punto tal que ganó cuatro de los cinco cotejos que disputó.

El elenco albiceleste venció por 3-2 a Ecuador, 3-1 a Panamá, 3-0 a Uruguay y anoche a Honduras. Y solamente perdió con México (1-2) en la etapa clasificatoria.

Los goles del equipo argentino fueron obra de Agustín Urzi, Fernando Valenzuela, Lucas Necul y Fausto Vera. El empate transitorio de los hondureños fue por intermedio de Douglas Martínez.

En una de las primeras incursiones ofensivas de la noche, el equipo argentino cantó gol, a partir de un grosero yerro defensivo de la escuadra centroamericana.

El arquero Alex Guity salió apurado con Elison Rivas y el defensor se complicó, a punto tal que la regaló. El mediocampista Fausto Vera robó el balón y cedió a Urzi, quien metió un disparo bajo y rasante que se coló, junto al poste derecho.

Honduras, a las órdenes del DT uruguayo Fabián Coito, empezó a manejar la pelota en el medio, aunque tuvo dificultades para generar riesgo, más allá de alguna pelota detenida. Precisamente, Kilmar Peña dispuso de una chance clara, con el arquero Cambeses prácticamente vencido.

Fuente: Diario Popular


Copa Libertadores

Ganó Boca pero clasificó River

En la vuelta de una de las semifinales de la copa, el xeneize se impuso 1-0. El millonario hizo valer el 2-0 de la ida.

Con más ganas que fútbol Boca fue superior en el partido de vuelta por la semifinal de la Copa Libertadores, sin embargo, a los dirigidos por Alfaro, no les alcanzó.

Teniendo más opciones en el primer tiempo, ante un River que se dedicó a aguantar y esperar, apoyándose en la ventaja de 2-0 cosechada en la ida; el cuadro boquense se se volvió muy vertical, abusando del pelotazo y dejando de lado el juego asociado.

Recién encarando la recta final del partido, y después de un centro que quedó en el área, el venezolano Hurtado puso en ventaja al xeneize.

Con la ilusión de sumar un gol más que lo dejara en situación de penales, el nerviosismo se apoderó del local, y fue allí donde el millonario mostró todo su oficio.

Boca tuvo un par de cabezasos más, pero los mismos, o no llegaron a destino, o fueron contenidos por Armani, el cual no solo extinguió la última llama de ilusión para su clásico rival, sino que además desató un nuevo festejo en la era Gallardo.

Mirá el gol:

Continuar leyendo

Conocé el fixture hasta fin de año

Bahía Basket ya tiene fecha de debut y rival en la Liga Nacional

Abrirá la temporada 2019/20 ante Hispano Argentino. Será el 10 de noviembre en el Dow Center. En tanto, ocho días más tarde cruzará ante Argentino de Junín.

Bahía Basket debutará en la Liga Nacional 2019/20 el próximo 10 de noviembre, en el Dow Center, ante Hispano Argentino.

En tanto, ocho días más tarde, cruzará ante Argentino de Junín, también en nuestra ciudad.

El primer viaje será a Comodoro Rivadavia para enfrentar a Gimnasia el 24 de noviembre, mientras que luego tendrá otros dos compromisos en Bahía: ante Platense (30/11) y Obras (2/12).

El fixture hasta fin de año se completa con los encuentros ante Peñarol (de visitante el 6/12), Comunicaciones (local, el 9/12), Instituto (visitante, 14/12), Atenas (visitante, 16/12) y nuevamente el Griego (local, 21/12).

Este Jueves, el elenco dirigido por José Luis Pisani enfrentará a Peñarol. Será desde las 20.30, en el Dow Center, y por la fase de grupos de Súper 20.

Continuar leyendo

Superclásico

Al borde de un ataque: los riesgos de hacerse mala sangre en el Boca-River

El fútbol y el corazón son parte de un mismo retrato. La pasión manda, pero el combo puede ser explosivo. Roberto Fontanarrosa lo contó a la perfección en el cuento "21 de diciembre de 1971": un grupo de amigos hinchas de Rosario Central lleva de prepo al "viejo Casale" a ver un clásico contra Newell's porque lo consideraban un talismán, y el hombre sufre un paro cardíaco en la tribuna en pleno festejo del triunfo del canalla.

¿Qué pasa cuando el entusiasmo se convierte en fanatismo extremo? ¿Cuáles son los riesgos?

A la carga emotiva que de por sí tiene un superclásico copero entre Boca y River, el de este martes (21.30 en la Bombonera) viene con el antecedente directo de la definición del año pasado, que incluyó la suspensión de la final por el ataque al micro de Boca cuando llegaba al Monumental y la definición en Madrid que consagró al equipo de Marcelo Gallardo.

El partido de vuelta por las semis de la Libertadores definirá la suerte de cada equipo, quién pasa a la ansiada final; pero también el humor de millones de hinchas en la Argentina.

Las alteraciones en la salud que desatan los partidos de fútbol suelen estar relacionadas con el corazón. Hay evidencia científica que lo respalda, como estudios publicados en New England journal of Medicine. Pero también hay quienes canalizan los nervios a través de la respiración o del aparato digestivo.

“Ante este tipo de eventos, suele haber mayor cantidad de episodios cardiovasculares porque la emoción se vive dentro del organismo como una amenaza. Además, la poca irrigación en las arterias coronarias puede llegar a producir un infarto”, subraya Jorge Franchella, especialista en cardiología.

Por su parte, Mario Boskis, médico cardiólogo, señala que quienes desconocen su estado de salud corren mayor riesgo que los cardiópatas porque tienen una arritmia, aún no detectada, que está expuesta en el momento de la emoción. “El famoso 'me va a dar algo' puede ser un síntoma de enfermedad coronaria que se presenta con dolor en el pecho (zona de la corbata) o un signo de infarto inminente. Se deben controlar presión arterial, colesterol y glucemia”, sugiere.

Entre dudas y certezas, los hinchas atraviesan cada partido con sensaciones encontradas. Todo lo viven a flor de piel. “La emoción en el hincha produce estrés, es decir, una discordancia entre la expectativa y la realidad. Sucede que el organismo libera sustancias químicas que pueden dilatar las pupilas, subir la presión o incrementar la frecuencia cardíaca y respiratoria. El cuerpo se prepara para una reacción de huida como si estuviéramos amenazados por un enemigo invisible”, detalla Boskis.

El director del Instituto de Ciencias del Deporte de la Universidad Favaloro, Roberto Peidro, destaca que el estrés generado por el partido de fútbol aumenta la posibilidad de desarrollar un evento coronario y aún una muerte súbita y que podría ser más frecuente en personas jóvenes por su mayor nivel de apasionamiento. Pero advierte que siempre depende de la personalidad que tenga la persona, aunque en los hombres puede ser más usual.

Para prevenir eventuales accidentes cardiovasculares, recomienda que antes del partido se evite el consumo de alcohol, tabaco y comida en exceso. También, conocer nuestro estado de salud y practicar deporte para generar endorfinas, aquello que denomina un “estrés positivo”. Todos los especialistas consultados aconsejan hacer una consulta previa al médico de cabecera, no interrumpir ni modificar un tratamiento en curso y no ir a la cancha si la persona corre riesgo.

Fuente: Clarín

Continuar leyendo

Lo más leído